MÚSICA

febrero 2, 2015 at 12:53 pm Deja un comentario

SE VENDE CASA TIPICA DE PUEBLO

SE VENDE CASA-PRECIO 84.999€

En San Miguel de Salinas (Alicante)

DSC05282

CASA TÍPICA DE PLANTA BAJA, 160 m, SITUADA EN ZONA TRANQUILA,PUEBLO PEQUEÑO Y CON VARIEDAD PARA LOS AMANTES DE LA NATURALEZA,TIENE UN ASPECTO BASTANTE TRADICIONAL Y TÍPICO.

                                    FACHADA DE LA CASA Y CALLE

SE ENCUENTRA MUY CERCA DE LA PLAYA  A 8 KILÓMETROS Y A LA MONTAÑA SE PUEDE IR ANDANDO,CAMPOS DE GOLF CERCA A 4 KILÓMETROS

TIENE CUEVAS Y BASTANTES BIENES CULTURALES A LO LARGO DEL TERMINO MUNICIPAL.

HORNOS DE YESO,ANTIGUA YESERA HOY RESTAURADA EN UN SITIO MUY TRANQUILO DONDE DISFRUTAR DE UNA BUENA VELADA CON LOS AMIGOS.

TIENE  MUY CERCA RUTAS DE MULTIAVENTURA.

Y SOBRE TODO PODRÁN DISFRUTAR DE LA VARIEDAD DE AVES  RAPACES RECONOCIDAS INTERNACIONAL-MENTE EN LA SIERRA DE ESCALONA.

 EL PUEBLO CUENTA,CON AYUNTAMIENTO,CENTRO DE SALUD,HOSPITAL A 4 KILÓMETROS, BANCOS, COLEGIO, INSTITUTO,TIENDAS MUY CERCA.EL PUEBLO POSEE BARES TÍPICOS, PISCINA PÚBLICA,CAMPO DE FÚTBOL,PISTAS DE ATLETISMO,FÚTBOL SALA,Y VARIOS PARQUES INFANTILES…

PRECIO   84.999€

Teléfono de contacto 630876992

                       Email. bienbmicaela@hotmail.com

DSC01730

                                               ENTRADA

DSC04792

DSC04793

HABITACIÓN DE MATROMONIO CON MUEBLES ANTIGUOS  Y BUENA MADERA.

DSC04797

SEGUNDA HABITACIÓN TAMBIÉN TIENE CAMA DE MATRIMONIO,ES GRANDE Y CABE OTRA CAMA MÁS O TRES PEQUEÑAS.

DSC05284

TERCERA HABITACIÓN PERO LE CABEN VARIAS CAMÁS,SON TODAS LAS HABITACIONES GRANDES.

DSC05237

DSC05241DSC05287

                                           SALÓN COMEDOR

DSC04807

DSC04804

DSC04805

                                                    COCINA

DSC05297

 

DSC04808

SEGUNDA COCINA Y AL FONDO CUANTO DE BAÑO Y ENTRADA DIRECTA AL PATIO TERRAZA.

DSC04814

DSC04813

                                                   CUARTO DE BAÑO

DSC01765

                                                     TRASTERO

 

DSC04816

 

 

DSC05288

PATIO TERRAZA CON ENTRADA INDEPENDIENTE DESDE LA CALLE

DSC05289

                                                 ALJIBE

Tiene tres habitaciones,salón comedor,doble cocina,aseo,patio con entrada independiente desde la calle,trastero,aljibe y rejas en toda la casa.

marzo 7, 2015 at 12:02 am 2 comentarios

OTRO 8 DE MARZO SIN SABER DE KORÍA…

Publicado en la revista la PITERA de la  ASOCIACIÓN DE MUJERES de CALLOSA del SEGURA.(Alicante)

Han pasado 4 años, en los cuales no sabemos nada sobre ella, al principio si se hablaba sobre ella en los Campamentos de Refugiados Saharauis de Tinduf y hasta el primer  año de su retención, nos llegaban noticias siempre por terceros. Ahora llevamos 4 años que no sabemos nada de ella directamente y por terceros, desde hace 3 años.

Hemos intentado a buenas con la familia estos últimos meses y no nos permiten ir a verla, lo cual nos hace pensar que si nadie la ve, ya nadie habla de ella y sus hermanas vienen a los campamentos al médico y ella no, algo está pasando que nos ocultan para que no descubramos la realidad de cómo está, si es que todavía está viva.

No obstante, la llegada de Mayuba recientemente y otras chicas que están en la misma  situación, Koria 3nos da la  esperanza para  seguir luchando por  ella cada día y lo  haremos hasta saber  como está y qué  quiere hacer con su  vida, si es que  todavía la tiene. Y si  no descubriremos  que ha pasado con  ella.

En estos momentos ya no vamos a parar hasta que todo el mundo sepa que somos la única familia, que no nos permiten hablar con Koría, una de las chicas que retienen  allí, todos pueden ir a visitarlas y hablar con ellas por teléfono. El único caso que conocemos de las más de 150 chicas que están en la misma situación, todas las familias pueden hablar con ellas y visitarlas.

No obstante, en estos momentos tenemos los apoyos de muchas ONGs de Derechos Humanos y de políticos españoles, a titulo personal que están intentado mediar, así como representantes del  Gobierno español.

En breve, empezaremos una presión mediática y que trascienda hasta el tribunal de Derechos Humanos de la Haya, así como al Parlamento Europeo y saldremos fuera de nuestras fronteras, es lo único que le hace reaccionar al POLISARIO…

Koría sabe bien, que no vamos a parar hasta conseguir saber de ella y poder hablar con  ella, y haremos todo lo que esté en nuestra mano para que Koria pueda decidir su futuro.

En cuanto al  regreso de muchas chicas retenidas igualmente, aunque son gota a gota, unas se hacen público y otras permanece en el anonimato su regreso, pero yo conozco el regreso de todas y he colaborado con sus familias, en todo lo que he podido y lo seguiré haciendo por cada mujer que retengan contra su voluntad.

Koría, ya se acabo nuestra paciencia de hacer las cosas a buenas, así que haremos todo lo que tengamos que hacer, para conseguir saber la verdad sobre tu paradero y estés  donde estés y como estés, tú sabes que nosotros te queremos y lucharemos por conseguir la verdad y tu libertad.

Libertad para Koría  y todas las demás mujeres que pierden sus derechos como personas, por el hecho de ser MUJER. Ninguna de las mujeres podemos permitir esta situación que padecen las mujeres jóvenes saharauis.

Recuerda que estaremos a tu lado y la brisa del aire te llevará nuestra esperanza…Pronto nos volveremos a encontrar. Un fuerte abrazo de tu familia de España.

 Bienvenida Campillo Lorca (Madre de acogida de Koría)

 

Un Poema para Koria.                                         

 

KORÍA, UN GRITO A LA INJUSTICIA.

                                                                                Koria

Koría un grito a la injusticia

Koría es el nombre de una niña

De una mujer saharaui hoy.

 

Koría es un grito a la injusticia

Que estalla en tu rostro.

 

Koría es un canto imparable

Que recorre el desierto con su nombre.

Grito que desgarra la noche

Un poema a la libertad.

 

Con 7 años a España se vino

Afectada de una precaria salud

Venia a pasar unas vacaciones

Como tantos otros niños.

 

Hasta que estuviera totalmente recuperada

Diez años con sus días y sus noches pasaron.

 

Diez años acogida por una familia española

Quiso el destino o tal vez la voluntad divina

Visitar a Koría en Tinduf.

 Los campamentos de Refugiados.

Quiso el destino o tal vez la voluntad divina

Que fuera apresada

 Retenida en contra de su voluntad.

Por sangre de su sangre.

 

Atrás quedó sin noticias de ella

 Su familia de acogida

Atrás quedó a la  espera, su ayuda médica

Su formación académica, su poder de decisión.

 

 Atrás queda un pueblo saharaui

Que mudo reclama su dignidad.

Ante un mudo desierto

 Que escucha impasible como pide su libertad.

 

Su derecho a un mañana

 A un futuro escrito por Koría, y por nadie más.

Allí espera Koría, de pie, sola,

Con un libro abierto entre sus manos.

                              QpuOqWuBAQXuqdD-556x313-noPad

 De Luis García y Ana María Márquez 

marzo 6, 2015 at 11:03 pm Deja un comentario

12 DE FEBRERO ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE CLARA CAMPOAMOR

Clara Campoamor

campoamor

Hoy 12 de febrero, aniversario del nacimiento de Clara Campoamor, fue una política española, defensora de los derechos de la mujer y principal impulsora del sufragio universal en España, logrado en 1931. 

Política española, pionera de la militancia feminista (Madrid, 1888 – Lausana, 1972). Procedente de una familia modesta, estudió la carrera de Derecho al mismo tiempo que trabajaba, y se licenció en la Universidad de Madrid en 1924. Al tiempo que ejercía su actividad como abogada, sus inquietudes políticas le llevaron a aproximarse a los socialistas y a fundar una Asociación Femenina Universitaria.

Con el advenimiento de la Segunda República (1931), obtuvo un escaño de diputada por Madrid en las listas del Partido Radical. Formó parte de la Comisión constitucional, destacando en la discusión que condujo a aprobar el artículo 36, que reconocía por vez primera el derecho de voto a las mujeres.

Clara-Campoamor

Los gobiernos de la República le confiaron otros cargos de responsabilidad, como la vicepresidencia de la Comisión de Trabajo, la dirección general de Beneficencia, la participación en la comisión que preparó la reforma del Código Civil o la presencia en la delegación española ante la Sociedad de Naciones. También fundó una organización llamada Unión Republicana Femenina.

No consiguió renovar su acta de diputada en las elecciones de 1933. Y abandonó España en 1938, ante la inminente victoria del alzamiento de los militares reaccionarios; el subsiguiente régimen de Franco no le permitió regresar al país, de manera que permaneció exiliada, primero en Argentina, y, desde 1955 hasta su muerte, en Suiza.

Clara Campoamor fue una gran valedora de la igualdad de derechos de la mujer, en cuya defensa publicó numerosos escritos (como El derecho femenino en España de 1936, o La situación jurídica de la mujer española de 1938).

Clara Campoamor
Frases célebres de Clara Campoamor: 
“La libertad se aprende ejerciéndola.”
“Defendí en Cortes Constituyentes los derechos femeninos. Deber indeclinable de mujer que no puede traicionar a su sexo” 
“Resolved lo que queráis, pero afrontando la responsabilidad de dar entrada a esa mitad de género humano en política, para que la política sea cosa de dos, porque solo hay una cosa que hace un sexo solo: alumbrar; las demás las hacemos todos en común, y no podéis venir aquí vosotros a legislar , a votar impuestos, a dictar deberes, a legislar sobre la raza humana, sobre la mujer y sobre el hijo, aislados, fuera de nosotras.” 
“República, república siempre, la forma de gobierno más conforme con la evolución natural de los pueblos.” 
“Estoy tan alejada del fascismo como del comunismo. Soy liberal.” 
“El feminismo es una protesta valerosa de todo un sexo contra la positiva disminución de su personalidad”
“La victoria total, completa, aplastante de un bando sobre el otro, cargará al vencedor con la responsabilidad de todos los errores cometidos y proporcionará al vencido la base de la futura propaganda, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.” (Especial El Intransigente) 

febrero 12, 2015 at 10:39 pm Deja un comentario

MIRADA PERDIDA EN LA INMENSIDAD DE UN SUEÑO

 MIRADA PERDIDA EN LA INMENSIDAD DE UN SUEÑO

Fachada frontal ies copia

VI Certamen Literario comarcal del I.E.S. Los Alcores de San Miguel de Salinas, año 2007. 

Elkouria Badbad Hafed,  obtuvo el 2º premio en el VI Certamen Literario comarcal del IES Los Alcores de San Miguel de Salinas, Alicante. Cursando 2º de Educación Secundaria en ese momento.

Koria 2007

MIRADA PERDIDA EN LA  INMENSIDAD DE UN SUEÑO

Era una tarde de verano, en un pueblecito de Senegal, donde yo estaba jugando a un partido de fútbol con mis amigos. Estaba ya anocheciendo y decidí irme a casa, donde me esperaban mis padres y mi hermana mayor. Cuando llegué a la cabaña donde vivíamos,  vi a mi padre sentado delante de una hoguera de fuego, estaba pensativo, me acerqué a él y le pregunté:

-¿Y  mamá? , ¿Dónde está?

Él giró la mirada hacia mí y vi sus ojos llorosos, yo empecé a preocuparme.

- ¿Te ocurre algo papá?- Le pregunté preocupado.

- Si, hijo, tú sabías que tu madre estaba muy enferma y que tenía una enfermedad incurable.

- ¿Pero por que no la llevamos al médico? – Dije yo sentándome a su lado.

-Porque el médico  está muy lejos de aquí y además es demasiado tarde, tu madre acaba de morir.

 Cuando me dijo eso mi padre, sentía que el mundo se derrumbaba encima de mí. Es muy duro perder una madre con tan solo trece años. Mi hermana Fatu también lo pasó mal. Al paso del tiempo esa herida se fue curando.

Yo me había hecho adolescente, tenía diecisiete años y hermana Fatu tenía la edad de casarse. Y nuestro padre quería reunirnos días antes de la boda.

Un día nos llamó:

- ¡Shalek, Fatu, venid que quiero hablar con vosotros!

Fui yo solo, porque  Fatu estaba enfada con mi padre. Él me dijo:

- Shalek hijo, ¿tú crees que casar a Fatu es lo mejor?

-Papá, ¡claro que si! , porque así tiene una familia y una casa.

Mi padre me respondió:

-¿Pero es que no la veo feliz?

Y yo le dije:

-No te preocupes papá, ya verás que con el tiempo terminará queriendo a su marido- Le dije a mi padre para que no se preocupara más.

Después fui hablar con mi hermana Fatu, y le dije:

-¿Fatu tu quieres a tu futuro esposo?

Ella  me respondió enfadada:

-¿Para que me haces esa pregunta tan absurda?  Si te digo la verdad, no me vas hacer caso.  

Y yo le insistí:

- Venga, dime si o no.

Ella me contestó:

- No, no me gusta ese hombre, es diez años mayor que yo y por mucho dinero que tenga no me voy a casar con él.

 Shalek quiero decirte que lo mío ya no tiene remedio, sé que me tengo que casar con un hombre al cual no amo. Pero prométeme que cuando te vayas  a casar, le  preguntarás a tu futura mujer que si de verdad te ama.

- Yo lo haré, tranquila -Le contesté decidido.

Al cabo de unos de unos años Fatu comenzó a tener hijos y yo sobrinos.

Mi padre falleció sin conocer a sus nietos, ha sido otro golpe muy duro para nosotros.

Pero llegaba mi día, me iba a casar con la mujer de mis sueños, había conocido una muchacha muy bella, me enamoré de ella y con el paso de tiempo decidí casarme con ella; aunque no cumplí la promesa que le hice a mi hermana Fatu.

 Empecé a trabajar para  ahorrar y comprarme una casita.

Al cabo de unos días nos casamos. Tuvimos una fiesta en la que asistieron muchos amigos, entre ellos mi gran amigo Hmed.

- ¡Cuanto tiempo sin verte Hmed! – Le dije yo mientras le daba un abrazo.

-Shalek, tengo un regalo para ti que te va a gustar mucho. Me respondió Hmed.

- ¿Qué es? -Le pregunté ansioso.

- No te lo puedo dar ahora-Dijo Hmed.

 Entonces yo le contesté:

 – Bueno, pues quédate a dormir y me lo das mañana, que habrá menos gente.

Al siguiente día me desperté y estaba  Hmed haciendo el té.

  • Buenos días dormilón. – Dijo él.

Y yo le contesté:

  • Buenos días Hmed.
  • Oye ¿Y Fátima?-Le pregunte yo mientras me despertaba.

Hmed me contestó:

  • Tu mujer me dijo que se iba a comprar carne para comer.

Dejó de hacer el té, fue  a su mochila y sacó un sobre.

  • Toma, este es el regalo. ¡Ábrelo!-Me dijo Hmed.

Lo abrí y era un pasaporte, no me lo podía creer.

Él continuaba hablándome:

  • Shalek, ¿Sabes que con eso puedes pasar la frontera?

Y yo le contesté:

  • Si, ya lo sé pero yo no puedo irme ahora recién casado.  
  • Tranquilo Shalek nos iremos dentro de dos meses.-Respondió él.
  • Bueno ya volveré a por ti- Me dijo Hmed mientras se despedía.

Cuando Fátima volvió de la compra se lo conté.

  • ¿Pero entonces cuando te vas? -Me preguntó ella.
  • ¿Te parece bien que me vaya? – Le pregunté yo, sorprendido.
  • Claro que si, así después me arreglas los papeles a mi- Me dijo ella muy contenta.

Yo y Fátima estebamos deseando que llegara ese día. Pero algo no iba bien. Dos días antes de irme Fátima se puso enferma y su estado me preocupaba mucho.

La llevé al médico, aunque tardé siete  horas en ir y otras siete horas en volver. El doctor me dijo que Fátima estaba embarazada de un mes.

Me quedé en blanco, ya no sabía que hacer, pero Fátima si que  estaba decidida.

-Shalek, por favor, tienes que ir en busca de algo mejor, ahora más que nunca necesito que te vayas, por mi no te preocupes, sé cuidarme. Prométeme, que pase lo que pase,  cuando llegues allí me vas a arreglar los papeles a mí y a nuestro futuro hijo.-Me dijo ella.

-No te preocupes Fátima, te lo prometo -Le dije yo para tranquilizarla.

Partí hacia mi destino  con mis amigos, éramos más de treinta hombres, íbamos en un camión conducido por mi gran amigo Hmed.

Estuvimos más de ocho horas seguidas en el camión sin descansar.

Los hombres se les veían cansados,  el camión empezó a quedarse sin gasolina en medio del desierto del Dakar, entre la frontera de Senegal y Mauritania.

 A Hmed se le agotaba la paciencia.

 ¿Y ahora que hacemos? -Dijo disgustado.

-Pues como esta anocheciendo es mejor descansar y mañana  ya veremos- Dijo uno de los chicos.

-Yo tengo una idea mejor, nos quedan pocos kilómetros para llegar a la frontera, si la pasamos por la noche  no nos verán y es  más fácil, no tendremos que dar explicaciones de nada.- Afirmó otro de los hombres.

Todos nos pusimos en marcha, nos guiábamos por las estrellas. Estuvimos varias horas andando, estábamos agotados y muertos de hambre.

-¡Por fin! , ¡Chicos hemos llegado! , ¡Guardar silencio!- Dijo Hmed.

 

A lo lejos se veían dos hombres policías con pistolas y dos coches.

Estuvimos esperando, hasta que se metieron en el coche y se echaron una cabezada, esa cabezada fue nuestra salvación.

Era ya de madrugada, nos alejamos unos kilómetros más. Decidimos quedarnos en un desierto a dormir.

A la madrugada siguiente Hmed explicaba los planes:

-Cuando lleguemos a la otra frontera haremos el mismo proceso.  De nuevo nos pusimos en marcha, los hombres estaban agotados incluso yo también.

Nos quedaba poca agua y pocos alimentos. Tardamos cinco días en llegar a la frontera, no descansamos  nada, nos quedamos sin agua.

-¡Ya no puedo más!- Decía uno de los chicos.

- ¡Venga hombre que ya queda poco! Le decía Hmed para animarlo.

Nuestra salvación fue el encuentro con una familia nómada, que  nos dió leche de camella y de cabra.

-Nos ha venido bien este descanso, pero tendremos que partir de nuevo- Dijo Hmed.

Todos nos pusimos en marcha.El segundo día fue muy duro para todos. Todos estábamos agotados, muertos de sed y muertos de hambre.

Ese día el sol picaba más que nunca. Todos estábamos desmejorados unos más que otros.

-¡Ya no puedo más, siento que me  muero! -Dijo uno de los chicos.

El hombre estaba enfermo y no pudo soportar el sol ni el calor, al final sus sueños se quedaron por desgracia en el medio del desierto. Después de esa pérdida a los hombres le entró miedo en el cuerpo, tenían miedo a perder la vida. Poco a poco los hombres fueron perdiendo la esperanza, ya no creían en sus sueños ni en sus deseos. Solo veían un desierto y el desierto puede ser a veces el enemigo del hombre.

-Tenemos hambre y estamos cansados ¿Por qué no paramos un rato? –Afirmó y  preguntó uno de los chicos.

- Si nos paramos aquí, no llegaremos por la noche a la frontera entre Mauritania y el Sahara.-Dijo Hmed.

Nos pilló una tormenta de arena, era insoportable, no podíamos abrir los ojos. Después de esa tormenta de arena comprendí lo duro que seria la vida de los Tuareg.

Por fin se hizo de noche, ya no hacía sol pero el problema era que hacía mucho  frío.

Seguimos adelante con la esperanza de  cruzar la frontera sin problemas, pero  a mí aquella esperanza se me iba quitando.

-¡Por fin!- Dijo Hmed suspirando.

Habíamos llegado al Sahara Occidental, la última puerta hacia la libertad. Pasamos la frontera a las tres y media de la madrugada, los policías no se dieron cuenta.

Andamos unos kilómetros más  y llego la hora de descansar. Nos acostamos cerca de un oasis. Era una noche de cielo despejado, alce la vista hacia las estrellas y hacia la luna llena. Miré a la luna y en mis pensamientos me pregunté:

-¿Qué será de Fátima? ¿Qué será de nuestro futuro hijo?

Muchas preguntas sin respuestas.

A la mañana siguiente nos despertamos, no pudimos desayunar por que no nos daba tiempo.

A Hmed le esperaba un camión en Smara, fuimos a por el camión  y partimos hacia El Aaiún, allí nos esperaba un cayuco.

-¡Estamos salvados!- Dijo uno de los hombres.

-No te creas, nos falta mucho y tenemos que poner de nuevo nuestra vida en peligro.- Dijo Hmed mientras conducía.

Llegamos a El Aaiún y teníamos que recoger comida y agua para  el viaje que nos espera. Entre todos preparamos el cayuco para partir.

Partimos de noche, todos estábamos nerviosos, en cualquier momento nos podía pillar la policía.

Estuvo Hmed de guardián, cuando avanzamos unos kilómetros más, él nos aviso de que ya no habría peligro.

La primera noche por fin pudimos descansar y pegar ojo, todos estábamos más tranquilos.

-¡Despierta dormilón! -Me decía Hmed como de costumbre.

Cuando desperté vi   a los hombres agrupados en el borde del cayuco. Fui a ver lo que estaban viendo.

-¡Es lo más precioso que he visto en mi vida!- Dije yo asombrado.

-Si esto es lo más sorprendente que has visto en tu vida, espera a que lleguemos a nuestro destino, que te vas a sorprender mucho más.- Me dijo Hmed.

 Mientras yo no podía quitar la vista  a aquel mar inmenso y cristalino que parecía no tener fin.

El cansancio ya no se notaba tanto en los hombres, pero si que se notaba en Hmed, que parecía tener mala cara.

-¿Te ocurre algo Hmed? -Le pregunté preocupado.

-No me ocurre nada, es que estoy cansado. -Me respondió Hmed.

La salud de Hmed me preocupaba cada día mas, estaba muy débil y no comía nada.

Esa noche no pude descansar, alce la vista hacia las estrellas y me recreé en mis pensamientos: “Cuando tenga mi hijo le voy a enseñar el nombre de esa, de esta, de aquella estrella…Todas las estrellas del cielo”

 Espero poder contarle esta aventura que estoy viviendo y la cantidad de sentimientos y pensamientos que tiene uno cuando está solo con su soledad.

Te sientes solo y tu único ánimo es el pensar en tus seres más queridos, que han quedado atrás, pero que siguen en tu mente y en tu corazón.

La verdad es que  he aprendido mucho durante esta aventura que acaba de comenzar y que estoy ansioso de acabar.

Al siguiente día fuí yo el que tuvo que despertar a Hmed y cuando eso sucede es que la cosa no va bien. Me preocupaba su salud, estaba más de tres días sin comer.                                                  Los hombres empezaron a sentir mareos y Hmed cada día se ponía

peor. Después de tres días en alta mar Hmed ya no pudo soportar el trayecto y falleció, también le ocurrió lo mismo a uno de los chicos que viajaba con nosotros.

Fue muy duro para mí la pérdida de Hmed, era mi único pilar y era un hombre estupendo, pero desgraciadamente sus sueños se quedaron en medio del mar.

Conforme pasaban los días los chicos y yo nos sentíamos solos y asustados.

Un día decidimos tirar los cadáveres por que empezaban a molestar, no tuvimos otro remedio que tirarlos. Faltaba poco para nuestra llegada, estábamos nerviosos.

En cima de nosotros vimos un helicóptero, era de la policía costera española, no había de qué temer .Poco a poco nos acercábamos a las islas. De repente vimos un barco con voluntarios que venía hacia nosotros.

Todos los hombres se agruparon al borde del barco para saltar al otro lado. Me tocaba el turno, tenía las manos temblorosas y mi corazón latía a más de ciento setenta pulsaciones.

-¡Cógeme la mano y salta aquí! -Me decía una chica.

No se le veía bien el rostro, debido a que llevaba una mascarilla, pero se le veía un rostro muy bello.

Nos llevaron a un centro de inmigrantes, donde íbamos a residir durante unos cuantos días. La chica no se separaba de mí ni un instante.

-¿Cómo te llamas? -Me preguntó la chica.

 Mientras se quitaba la mascarilla y efectivamente tenia un rostro muy bello. Le dije:

-Yo me llamo Shalek.

-Bien Shalek,  cada vez que quieras algo me llamas –Me dijo ella.

-¿Quieres llamar a tu gente? -Me preguntó ella dándome un móvil.

-¡Si, claro que si!- Le respondí.

 Llamé a Fátima y le conté todo lo sucedido con Hmed. Estuve un rato hablando con ella hasta que entró la chica de nuevo.

-¿Es verdad que habéis tirado dos cadáveres en el mar? -Me preguntó ella.

Yo no sabia que responder.

-¿Cómo te llamas?- Le pregunté yo para poder dirigirme a  la chica.

-Me llamo Marta.- Me contestó ella.

-Bien Marta, si hemos tirado dos cadáveres en el mar. Se habían muerto por hipotermia.

Al paso de tres días la policía los encontró y los repatrió hacia Senegal.

Mis amigos me decían que Marta era una oportunidad para mí, que me podía aprovechar de ella para que me arreglara los papeles. Poco a poco se iban los chicos a  su tierra y yo no me iba, un día le pregunté a Marta:

-¿Por qué se van todos y yo no?

-Se van porque no tienen papeles.- Me respondió ella.

Y yo me quedé pensando, yo tampoco tengo papeles.

-Shalek, mi padre es abogado y si tu quieres puede arreglarte los papeles. -Me ofreció Marta.

-¡De verdad!- Dije yo sorprendido.

-Si, mañana mismo voy hablar con él. -Me contestó Marta.

Efectivamente Marta fue hablar con su padre:

-! Hola papá ¡necesito que me hagas un favor.

 -Hija tu dirás.-Contestó su padre.

-Necesito que arregles los papales a un inmigrante que acaba de llagar. -Le dijo Marta a su padre.

-¡Me niego hacerle los papeles a uno de esos negros que viene a guitarnos lo que es nuestro!-Él le contestó.

-¡Papá! ¿Cómo puedes pensar así? -Le dijo Marta a su padre.

-Pero si es la verdad y además no se porque sigues en ese trabajo que te pagan cuatro duros. Le contestó su padre.

-¡A mi no me importa el dinero, yo no soy avariciosa como tú! ¡Y hago ese trabajo porque esos seres, que su único pecado es nacer pobre, necesitan  mi ayuda!

-¡Pero hija! ¿Te enfadas conmigo por un negro de esos? – Le dijo su padre en tono burlón.

-¡Papá como sigas con esa actitud, no te dirijo mas la palabra! – Le dijo ella muy enfadada.

Cuando Marta volvió al centro de inmigrantes, me lo contó todo, es increíble la confianza que me cogió.

Pasaron los meses y Marta me llevó a vivir con ella en su piso. Al paso del tiempo me di cuenta como era la vida en España, era una vida muy cómoda y a diferencia de cualquier país subdesarrollado, era una vida repleta de lujo.

Shalek poca a poco se iba  acostumbrando a la vida rica, ya no pensaba tanto en  Fátima, solo pensaba en Marta y el dinero y se le olvidó lo que era  ser pobre.

Al final el padre de Marta le arregló los papales  a Shalek.

Meses después nació la hija de Shalek, pero él no sabía nada. Su hermana Fatu le escribió un a carta contándole que Fátima falleció al dar a luz a Sukiena, que es así como se llamaba su hija.

Shalek no podía más con ese secreto y decidió contárselo a Marta.

Marta lo quería tanto que le perdonó todas sus mentiras.

Después de cinco años Marta y Shalek tuvieron una hija. Marta un día le preguntó a Shalek:

-¿Te vas atraer a tu hija?

-Es que es mujer y las mujeres poco pueden hacer. -Le dije yo.

-Me duele que digas eso, aquí las mujeres pueden trabajar y estudiar. Shalek, tu hija te necesita, no le quites el derecho de ser una mujer feliz.-Me dijo Marta.

Shalek, gracias a Marta, se fue dando cuenta de la realidad, de que el machismo y el ser avaricioso, no sirven para nada.

El abuelo Juan, el padre de Marta, no muy conforme de que iba a tener una nieta de otra raza le hizo los papeles a la hija de Shalek .

La niña lo primero que hizo al llegar a España fui abrazar a Marta diciéndole:

-¡Hola mamá!

A Marta le gustó tanto esa palabra, que se le caían las lágrimas sin poder controlarlas.

Las niñas se querían mucho como hermanas y  no les importaba el color de la piel ni la forma de ser. Desde luego la suerte que tuvo Shalek no la tuvo ningún otro hombre. Era una pena que los sueños de Hmed se quedaran en el medio del mar.

 Autora. ElKouria Badbad Hafed            Koria 2007

 

febrero 1, 2015 at 4:58 am Deja un comentario

Felices Fiestas y un exitoso año 2015

FELICES FIESTAS Y AÑO 2015

diciembre 30, 2014 at 2:33 am Deja un comentario

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

El Museo del Louvre tiene 8.5 millones de visitantes por año. Este blog fue visto cerca de 200.000 veces en 2014. Si fuese una exposición en el Museo del Louvre, se precisarían alrededor de 9 días para que toda esa gente la visitase.

Haz click para ver el reporte completo.

diciembre 30, 2014 at 2:19 am Deja un comentario

Entradas antiguas


Calendario

marzo 2015
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

contador de visitas

  • 1,908,988 visitas

Entradas recientes

VISITA MI WEB

MI FACEBOOK

Categorías

Archivos


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 51 seguidores