BIBLIOGRAFIA”PSIQUIATRA ROJO”

mayo 15, 2009 at 10:14 pm 2 comentarios

 

web_24[1]

  • Carlos Castilla del Pino. EFE.

FIRME DEFENSOR DE LA DEMOCRACIA

El cáncer vence a los 86 años al psiquiatra Carlos Castilla del Pino

>> Renovador de la psiquiatría, resistente comunista en el franquismo, su obra combina la investigación médica con un intenso e implacable ejercicio de memoria. >> Catedrático y académico, atendió a más de 100.000 pacientes, firmó 200 monografías y una treintena de libros.
Psiquiatra a contracorriente, poderoso símbolo de la resistencia antifranquista, académico de la Lengua, dotado narrador y prolífico memorialista, el cáncer venció finalmente a Carlos Castilla del Pino. El ‘psiquiatra rojo’, como lo apodó la dictadura que combatió como activo militante comunista, murió en la madrugada del viernes, con 86 años, según confirmaron sus familiares. Estaba ingresado en el Hospital San Juan de Dios de la capital cordobesa, desde donde sus restos fueron trasladados al tanatorio de Las Quemadas. Allí quedó instalada su capilla ardiente por la que desfilaron un sinfín de admiradores y amigos. El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, se refirió como “ejemplo de andaluz universal” al que fuera uno de los más capaces intelectuales de la España de siglo XX.

Muy respetado en el ámbito psiquiátrico, se distinguió por su intento de humanizar el tratamiento de los enfermos mentales y por su investigaciones sobre la incomunicación y la depresión. Su extensa obra alternó la investigación médica con una profunda y dolorosa indagación memorialística en una vida plagada de trágicos episodios, como la temprana muerte de su padre, el fusilamiento de varios familiares en la guerra civil o la muerte prematura de cinco de sus siete hijos.

Renovador de la psiquiatría, miembro de la RAE en la que ocupaba el sillón ‘Q’ que fuera de Camilo José Cela, Carlos Castilla del Pino nació en San Roque (Cádiz) el 15 de octubre de 1922, único hijo varón de un matrimonio con cuatro hijos. La guerra civil se cebó con su familia, en la que se sucedieron fusilamientos y asesinados a manos de los sublevados contra la República. Su admiración por Ramón y Cajal orientó su temprana vocación científica y un interés por la medicina y la psiquiatría que le condujo a Madrid, donde se licenció y comenzó a trabajar al lado del doctor López-Ibor.

Trabajó luego en el Instituto Ramón y Cajal, desde 1949 investigó en profundidad sobre la esquizofrenia y dirigió el Dispensario de Psiquiatría de Córdoba. En esta ciudad ganó en los 80 la cátedra extraordinaria de Psiquiatría y Dinámica Social, un reconocimiento académico que se le había negado con saña desde los años sesenta. Se convirtió en el máximo responsable de los servicios psiquiátricos y de higiene mental de la ciudad andaluza que dirigió hasta su jubilación en 1987. Abrió entonces su consulta privada en Córdoba y fijo su residencia en Castro del Rio, a cuarenta kilómetros de la capital, junto a su esposa, varios perros y un gato. Crearía también la Fundación Aula Castilla de Pino en la que continuó su labor investigadora.

Humanizador
Había iniciado en los cincuenta del siglo pasado una década de intensa investigación neuropatológica en la que alumbró más de una treintena de trabajos. Adalid de un movimiento clínico e intelectual que abogó por humanizar el tratamiento del enfermo mental y por la introducción de nuevas técnicas farmacológicas para aliviar el sufrimiento, en 1965 publicó uno de sus trabajos más célebres, ‘Un estudio sobre la depresión’. Le siguió ‘Fundamentos de antropología dialéctica’ en el que sostenía que la mayoría de las patologías psiquiátricas tienen un origen biográfico y que para su curación resulta crucial tener en cuenta el contexto social y económico del paciente. Saltó del ámbito médico y se dio a conocer al gran público con ‘La incomunicación’ publicado en 1969, ensayo que conocería más de13 ediciones.

Él mismo calculaba que atendió a más de 100.000 pacientes “de los que aprendí a aceptar la realidad”. Firmó más de una veintena de ensayos y casi 200 investigaciones y monografías relacionadas con su especialidad, además de dos novelas y unas extensas memorias que reunió en dos volúmenes. Siempre creyó que “podría haber hecho más y mejor”.

Entre sus ensayos cabe destacar ‘Teoría de los sentimientos’, ‘Introducción a la hermenéutica del lenguaje’ y ‘El delirio, un error necesario’ (premio Jovellanos en 1996), ‘La alienación de la mujer’ y ‘Sexualidad, represión y lenguaje.

Como narrador firmó las novelas ‘Discurso de Onofre’ y ‘La alacena tapiada’ y sus memorias quedan recogidas en dos extenso volúmenes. Repasa su infancia y juventud en ‘Pretérito imperfecto (1922-1949)’, aparecido en 1997 y merecedor del premiso Comillas, y su madurez en ‘Casa del Olivo (1949-2003′)’ publicado en 2004. Es un duro ejercicio de introspección de un hombre descrito a veces como huraño, duro y frío, en el que aborda el suicido de su hija y las tensas relaciones con sus demás hijos.
“Abrí abismos entre mis hijos y yo .cometí un error común en los padres de mi tiempo: querer hacer al hijo a tu imagen y semejanza”, reconocería. “Analizando y objetivando el suicidio de mi hija conseguí de alguna manera salvarme a mí y conservarla a ella”.

Desterrar el odio
Al repasar su vida y sus episodios más trágicos, se felicitaba el doctor Castilla del Pino por haber sido capaz de desterrar el odio de sus sentimientos, de haberse liberado y de reprimir un sentimiento que le llevó durante el franquismo “a odiar a ese tipo de sujetos cínicos que estaban con el régimen porque les beneficiaba de una manera directa”. Se arrepentía también de haber sido “muy anti” el que fuera militante del PCE hasta 1980. “Es una de las cosas que más me apena en mi vida: todo el tiempo que he perdido siendo anti en vez de pro” afirmó.

“Hay dos cosas fundamentales en la vida: amar y trabajar. Amar y ser amado es una sensación extraordinaria. Compartir intereses comunes es la situación perfecta. Y trabajar en el sentido de realizarse es esencial”, decía hace un decenio el docto Castilla del Pino. Con 76 años se revelaba contra la muerte: “Lo que más me molesta es saber que probablemente he de morirme en una década, porque la vida me inspira una curiosidad enorme”.

Candidato en al menos cuatro ocasiones al premio Príncipe de Asturias, no obtendría este preciado galardón. Sí se le concedió el premio María Zambrano en 2002, varios doctorados honoris causa y la Medalla del Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid.

 

CarlosCastillodelPino110(1)[1]Carlos Castilla del Pino

 

(San Roque, 1922) Psiquiatra y ensayista español, conocido durante años como el “psiquiatra rojo” porque, durante la España franquista, se convirtió en adalid de un movimiento clínico e intelectual que luchó por la humanización del tratamiento del enfermo mental y la introducción de técnicas farmacológicas que aliviaran su sufrimiento. Este “marxista intelectual” publicó más de una veintena de libros que corrieron de mano en mano entre los universitarios de los años setenta.

Estudió en el internado del Colegio Salesiano de Ronda hasta que el estallido de la Guerra Civil obligó a su familia a trasladarse a Gibraltar. Concluido el conflicto, en 1940 viajó a Madrid, donde cursó la carrera de Medicina con especialidad en Psiquiatría y se doctoró con la tesis titulada “Fisología y patología de la percepción óptica del movimiento”. Sus primeros años de profesión estuvieron vinculados al departamento de Psiquiatría del Hospital General de Madrid, junto al doctor López Ibor, y al departamento de Neuropatología del Instituto Cajal.

En 1949 ganó por oposición la plaza de director del Dispensario de Psiquiatría de Córdoba, institución andaluza en la que, a partir de entonces, desarrolló toda su actividad clínica. No obtuvo la cátedra de psiquiatría en 1960, circunstancia que representó una las mayores frustraciones profesionales de su vida, aunque finalmente desarrolló una reconocida labor docente en la Facultad de Medicina de la Universidad cordobesa, donde en 1983 le fue concedida la cátedra extraordinaria de Psiquiatría y Dinámica Social. Desde su jubilación en 1987, continuó con su labor investigadora en la Fundación Aula Castilla del Pino, creada en 1993 con el objetivo de promocionar la psiquiatría y asumir las funciones del Instituto de Investigación Psicopatológica.

También fue profesor en la Escuela de Ciencias Sociales, junto con López Aranguren y Tierno Galván, y su aportación significó un estímulo para la renovación de la clínica psiquiátrica en España. Cuenta en su haber con más de 30 obras psiquiátricas y 186 monografías neuropsiquiátricas publicadas en revistas especializadas. Además es autor de más de un centenar de ensayos, dos novelas –Discurso de Onofre (1977) y La alacena tapiada (1991)- y un libro de memorias –Pretérito imperfecto (1997)-, donde recoge los retazos de una vida personal marcada por episodios dramáticos y curiosas anécdotas.

Testigo directo de los horrores de la guerra fraticida, fue un decidido opositor del régimen franquista y militó en el Partido Comunista hasta 1980, aunque siempre se definió políticamente como un simple demócrata. Dos años después de su jubilación puso fin a un largo matrimonio del que nacieron cinco hijos, tres de ellos trágicamente fallecidos, y estableció su residencia junto a su nueva pareja en la localidad cordobesa de Castro del Río.

 

Anuncios

Entry filed under: PSICOLOGIA Y PSIQUIATRIA. Tags: , , , , .

AMISTAD VOCES DEL SAHARA

2 comentarios Add your own

  • 1. bienvepaz  |  mayo 15, 2009 en 11:55 pm

    He escrito esto sobre Carlos Castilla del Pino, en homenaje a su vida dedicada a la humanización del tratamiento de los enfermos mentales y por todo lo que ha aportado a esta sociedad:Carlos una lamentable enfermedad ayer acabo con tu vida.Pero tu seguiras en la memoria de muchas personas del mundo.Gracias por tu vida.Un beso y hasta siempre.

  • 2. carmemarirosi  |  mayo 16, 2009 en 9:15 pm

    Me ha gustado mucho toda la biografía de Carlos, es un placer pasear por tu blog con toda la información que tienes en el. un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

mayo 2009
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

contador de visitas

  • 2,171,068 visitas

Entradas recientes

VISITA MI WEB

Categorías

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: