LOS VERDADEROS PIRATAS DE SOMALIA

noviembre 7, 2009 at 1:59 pm 4 comentarios

JOAQUIM SEMPERE

En 1991 se hundió el orden político de Somalia, país que sucumbió a una guerra civil empeorada por la intervención estadounidense. El colapso político dejó la sociedad somalí sin defensas, situación que fue aprovechada por navíos procedentes de Europa, Estados Unidos, China y otros países para verter en sus aguas grandes cantidades de residuos tóxicos y radioactivos. El abuso se hizo visible cuando, en 2005, un tsunami depositó en las playas y costas somalíes bidones corroídos y otras muestras de estos residuos. Según el enviado de las Naciones Unidas en Somalia Ahmadou Ould-Abdallah, la porquería tóxica acumulada en pocos días por la catástrofe marina provocó úlceras, cánceres, náuseas y malformaciones genéticas en recién nacidos y, al menos, 300 muertes.

Pero las desgracias no terminan ahí. Aprovechando el desgobierno, una multitud de barcos de pesca empezó a faenar en las aguas frente al país, incluidas sus aguas territoriales. En 2005 se calculó que pescaron allí unos 800 barcos de distintos países, muchos de ellos europeos y, más específicamente, españoles. Se estima que los ingresos generados durante un año por esta pesca extranjera ilegal ascendía a 450 millones de dólares. El resultado fue la rápida disminución de unas reservas pesqueras que eran el principal recurso para las comunidades de pescadores del país, catalogado como uno de los más pobres del mundo.BARCO PESQUERO ESPAÑOL

Un reportaje de Al Yazira informa de que grupos de somalíes trataron de constituir un cuerpo autodenominado “Guardacostas Voluntarios de Somalia”, reuniendo dinero con el que pagar a la empresa estadounidense Hart Security, que se dedica a entrenar y formar luchadores y mercenarios por todo el mundo –y que, años más tarde, ha actuado como mediadora para el cobro de rescates en aquellas mismas aguas: ¡negocio redondo!–. Al parecer, hubo intentos de esos guardacostas voluntarios de negociar con los buques de pesca extranjeros para que dejaran de faenar o pagaran un impuesto para seguir haciéndolo, intentos que resultaron fallidos. El desenlace final fue lo que hoy se califica como piratería somalí. En un país plagado de armas, desgarrado por bandas rivales y sometido a una situación económica desesperada, un desenlace así no debería sorprender. A la vista de lo anterior es legítimo preguntarse: ¿quiénes son, en esta historia, los verdaderos piratas?

Hay en España quien propone que los atuneros españoles (que son sobre todo vascos) lleven militares a bordo para disuadir a los piratas. En el Parlamento vasco, los votos del PP y el PNV han hecho posible el pasado 8 de octubre aprobar una moción en esta línea. El Congreso ya lo había descartado meses antes arguyendo que la legislación española no lo permite. Francia sí lo permite, y hace tiempo que en el Índico los barcos de pesca franceses llevan militares a bordo. Pero esta diferencia es de detalle: ambos países lograron que el 10 de diciembre de 2008 los ministros de Defensa de la Unión Europea aprobaran la llamada Operación Atalanta contra la piratería somalí, y que se diera luz verde al envío de entre 6 y 10 buques de guerra para “garantizar la seguridad” en el golfo de Adén con el mandato de vigilar las costas de Somalia, “incluidas sus aguas territoriales”.

Estos hechos muestran que el colonialismo no sólo no ha muerto, sino que está tomando nuevos bríos. Y un nuevo aspecto marcado por la crisis de recursos naturales, en este caso la pesca. Las flotas pesqueras de los países ricos, compuestas por buques con capacidad para moverse por todos los mares del mundo, esquilman un caladero tras otro: son las principales culpables de la sobrepesca que desde hace años viene destruyendo la capacidad de regeneración de las especies marinas y preparando un colapso de las capturas a escala mundial. Las primeras perjudicadas son las poblaciones de los países pobres que dependen de la pesca local: ellas carecen de flotas potentes para pescar lejos de sus costas. El caso somalí es uno de los más sangrantes por las circunstancias políticas internas, pero no es el único.

España está recuperando sus blasones imperiales contribuyendo a empobrecer a uno de los países más pobres del mundo. Al hacerlo no sólo comete una injusticia, sino que practica una política sin futuro también para sus habitantes. Porque cuando ya no haya caladeros por explotar en ningún rincón del mundo, ¿qué harán nuestros marineros y pescadores?
Es una indignidad aprovecharse de un país desangrado por una guerra civil y luego mandar a los soldados a defender una causa indefendible que no hace más que profundizar la tragedia de ese pueblo. Y si se quiere mirar desde otra óptica, ¿cuánto nos cuesta mantener la dotación de dos buques de guerra, un avión y 395 efectivos de la Marina española que tenemos destacados en la zona?SITUACIÓN DE LA FLOTA PESQUERA EN SOMALIA

El caso tiene su moraleja. Un país desarrollado como España no debe, tras agotar sus propios recursos pesqueros, expandirse por los mares del mundo privando a otras poblaciones más pobres de sus medios de subsistencia, porque agrava la situación de esas poblaciones y las empuja a una resistencia que desemboca en aventuras violentas y salidas militares. La solución hay que buscarla en casa, adaptándose a unos ecosistemas dañados y gestionándolos mejor (por ejemplo, con la piscicultura como alternativa a la pesca), y adoptando medidas previsoras para que nadie se quede sin trabajo y sin fuente de ingresos. Es inquietante que se esté haciendo exactamente lo contrario: optar por la huida hacia delante y por un neoimperialismo ecológico reforzado militarmente que sólo puede redundar en un empeoramiento de la situación.
Joaquim Sempere es Profesor de Teoría Sociológica y Sociología Medioambiental de la Universidad de Barcelona

Entry filed under: POBREZA EN EL MUNDO. Tags: , , , .

DEDICADO A UNA GRAN AMIGA UN CIEGO CON LUZ

4 comentarios Add your own

  • 1. La pesca en caladeros internacionales « geo molidelsol  |  noviembre 10, 2009 a las 3:10 pm

    […] Joaquim Sempere , profesor de Teoría Sociológica y Sociología Medioambiental de la Universidad de… […]

  • 2. ARISTIDES  |  noviembre 12, 2009 a las 7:13 pm

    Este señor teoriza muy bien pero parece que no se entera. Los dos atuneros vascos secuestraros lo fueron FUERA de las 200 millas de las aguas terriotoriales Somalies. En concreto el Alakrana se hallaba a 396 millas náuticas (más de 8.000 kms), frente a la costa de KENIA.
    El Armador se desplazó a esa zona después de que a España la Unión Europea le hiciera reconvertir la flota de pesca. Las cofradías de pescadores fletaron un barco que buscara nuevos caladeros. En concreto el barco era de Getaria. Los encontró frente a las costas de Somalia. Estamos hablando de los años 80, cuando en este país todavía no hablaba nadie de globalización y de salir al exterior.
    Después se sumaron barcos de otras naciones (japoneses, franceses, italianos…).
    El error del armador fue no haber guardado la pasta en el banco y haberse dedicado a vivir como un marqués.
    No entiendo porque el armador se tiene que pagar la seguridad privada, cuando a empresarios, constructuras, periodistas, ex-cargos políticos, profesores de universidad, etc la llevan en el País Vasco. ¿Acaso estos se la costean ellos?, ¿Dónde está la diferencia?. Y ya puestos, ¿Dónde están las Asociaciones de Vïctimas del Terrorismo?.
    Claro como elllos son los verdaderos piratas, pues que les den. Con un par. Pues nada, sólo le puedo desear que la próximo vez que coma bonito se le indigeste y que la lavativa surta su efecto.
    Por cierto, este mismo escrito ha llegado a una famila de los secuestrados por esos “Guardacostas Voluntarios de Somalia” y que tanto hacen por la flota y fauna de su litoral.
    Lo recibió el mismo día que desembarcaron a tierra a tres marineros. Mientras “el pirata esquilmador” hablaba con su familia los “guardacostas” hacieron estallar una granada de mano y lanzaron ráfagas de ametralladora para que su mujer se enterará que tiene un bandido.
    Y ya puestos, pues nada, que hay gente que le mola cantidad trabajar en zonas de peligro con seguridad armada al lado. Lo malo es que mientras en el País vasco son héroes, en Somalia son Piratas. Pero no pasa nada creo que las islas son paradisiacas y los dos meses que pasan fuera de casa se dedican a toma el sol y ligar cantidad. Vidorra la suya.
    Posdata: No tendría nada con el escrito sino fuera por lo desafortunado del título.

  • 3. noemi campillo  |  noviembre 15, 2009 a las 10:28 am

    Joaquim Sempere hace referencia a lo que es la problemática de Somalia y sus costas. En parte tiene razón y no podemos obviar una realidad tan grande como es la pobreza de esa gente. Que explotemos sus caladeros puede ser motivo para el secuestro, como venganza o para ejercer presión. El otro día en clase una chavala defendía lo mismo que Sempere. Que no está mal. Es la realidad. Es una buena argumentación y en parte tiene razón, en mi opinión. Pero no debemos olvidar que son terroristas, que están ejerciendo la fuerza y que piden una cantidad de millones de euros que todos los españoles tenemos que pagar. Demasiadas deudas ya y ahora esto. Alguna solución debe haber, y deberán plantearse los políticos. O seguir explotando los caladeros de las costas de Somalia con peligro al secuestro, o irse a otro lugar, que mar hay para pescar. Los políticos tiene la solución y ahora sí que deben dar respuestas…por el bien de esos marineros secuestrados.

  • 4. manloz2007  |  diciembre 5, 2009 a las 6:35 pm

    Interesante, quizás. Parece ser que hay dudas sobre “quiénes son los verdaderos piratas”, muy en línea con las dudas que algunos tienen sobre “quiénes son los verdaderos terroristas”, o “quiénes son víctimas y quiénes son criminales”. No me malinterpretes, tengo claro que los buques que abusaron de la situación de indefensión de Somalia son auténticos criminales; también tengo claro que quien secuestra a un barco es un pirata y un criminal (te recuerdo que no sólo secuestran pesqueros, si no también embarcaciones de ocio, veleros, y cualquiera que pasa por allí). Está bien entender qué puede empujar a una persona a cometer un crimen, por lo menos para poder intentar corregir la situación, pero al final del día son piratas y criminales, que no tienen ningún reparo en comerciar con la vida ajena. Es más, también reina el egoísmo más absoluto en esta situación; ninguno de estos piratas comparte con los pobres pescadores la riqueza, y algunos de ellos, incluso cobran a los pequenos pescadores por protegerles de “otros” piratas.

    No entiendo el entrecomillado de “garantizar la seguridad” y, mucho menos, de volver al argumento del colonialismo como causa principal de la piratería. Hay muchas cosas que arreglar, sí. Está muy bien entender, vale. Es necesario buscar soluciones a los problemas subyacentes, también. Pero no hay ningún lado lo más mínimamente romántico, ni puedo empatizar en absoluto, con los comerciantes de vidas ajenas. Sean piratas somalíes o sea quien sea.

    El artículo finaliza con “El caso tiene una moraleja” y pasa a describir dicha moraleja. No puedo negar ni un ápice lo que expone, lo cual avalo y apoyo en gran parte. Sólo hay un problema: es la moraleja de otro problema: el de la sobreexplotación de recursos, el del abuso de los fuertes sobre lso débiles, etc. Sí, está relacionado con la piratería, por supuesto, como muchas otras cosas. Pero la piratería, el secuestro, el crimen, el chantaje, el comercio sobre vidas humanas, NO tiene justificación alguna.

    El senor Joaquim Sempere, ilustre profesor de Teoría Sociológica y Sociología Medioambiental, está más acertado en lo que a “Sociología Medioambiental” compete que en “Teoría Sociológica”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

contador de visitas

  • 2,115,760 visitas

Entradas recientes

VISITA MI WEB

Categorías

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: