Posts filed under ‘EDUCACION’

MIRADA PERDIDA EN LA INMENSIDAD DE UN SUEÑO

 MIRADA PERDIDA EN LA INMENSIDAD DE UN SUEÑO

Fachada frontal ies copia

VI Certamen Literario comarcal del I.E.S. Los Alcores de San Miguel de Salinas, año 2007. 

Elkouria Badbad Hafed,  obtuvo el 2º premio en el VI Certamen Literario comarcal del IES Los Alcores de San Miguel de Salinas, Alicante. Cursando 2º de Educación Secundaria en ese momento.

Koria 2007

MIRADA PERDIDA EN LA  INMENSIDAD DE UN SUEÑO

Era una tarde de verano, en un pueblecito de Senegal, donde yo estaba jugando a un partido de fútbol con mis amigos. Estaba ya anocheciendo y decidí irme a casa, donde me esperaban mis padres y mi hermana mayor. Cuando llegué a la cabaña donde vivíamos,  vi a mi padre sentado delante de una hoguera de fuego, estaba pensativo, me acerqué a él y le pregunté:

-¿Y  mamá? , ¿Dónde está?

Él giró la mirada hacia mí y vi sus ojos llorosos, yo empecé a preocuparme.

– ¿Te ocurre algo papá?- Le pregunté preocupado.

– Si, hijo, tú sabías que tu madre estaba muy enferma y que tenía una enfermedad incurable.

– ¿Pero por que no la llevamos al médico? – Dije yo sentándome a su lado.

-Porque el médico  está muy lejos de aquí y además es demasiado tarde, tu madre acaba de morir.

 Cuando me dijo eso mi padre, sentía que el mundo se derrumbaba encima de mí. Es muy duro perder una madre con tan solo trece años. Mi hermana Fatu también lo pasó mal. Al paso del tiempo esa herida se fue curando.

Yo me había hecho adolescente, tenía diecisiete años y hermana Fatu tenía la edad de casarse. Y nuestro padre quería reunirnos días antes de la boda.

Un día nos llamó:

– ¡Shalek, Fatu, venid que quiero hablar con vosotros!

Fui yo solo, porque  Fatu estaba enfada con mi padre. Él me dijo:

– Shalek hijo, ¿tú crees que casar a Fatu es lo mejor?

-Papá, ¡claro que si! , porque así tiene una familia y una casa.

Mi padre me respondió:

-¿Pero es que no la veo feliz?

Y yo le dije:

-No te preocupes papá, ya verás que con el tiempo terminará queriendo a su marido- Le dije a mi padre para que no se preocupara más.

Después fui hablar con mi hermana Fatu, y le dije:

-¿Fatu tu quieres a tu futuro esposo?

Ella  me respondió enfadada:

-¿Para que me haces esa pregunta tan absurda?  Si te digo la verdad, no me vas hacer caso.  

Y yo le insistí:

– Venga, dime si o no.

Ella me contestó:

– No, no me gusta ese hombre, es diez años mayor que yo y por mucho dinero que tenga no me voy a casar con él.

 Shalek quiero decirte que lo mío ya no tiene remedio, sé que me tengo que casar con un hombre al cual no amo. Pero prométeme que cuando te vayas  a casar, le  preguntarás a tu futura mujer que si de verdad te ama.

– Yo lo haré, tranquila -Le contesté decidido.

Al cabo de unos de unos años Fatu comenzó a tener hijos y yo sobrinos.

Mi padre falleció sin conocer a sus nietos, ha sido otro golpe muy duro para nosotros.

Pero llegaba mi día, me iba a casar con la mujer de mis sueños, había conocido una muchacha muy bella, me enamoré de ella y con el paso de tiempo decidí casarme con ella; aunque no cumplí la promesa que le hice a mi hermana Fatu.

 Empecé a trabajar para  ahorrar y comprarme una casita.

Al cabo de unos días nos casamos. Tuvimos una fiesta en la que asistieron muchos amigos, entre ellos mi gran amigo Hmed.

– ¡Cuanto tiempo sin verte Hmed! – Le dije yo mientras le daba un abrazo.

-Shalek, tengo un regalo para ti que te va a gustar mucho. Me respondió Hmed.

– ¿Qué es? -Le pregunté ansioso.

– No te lo puedo dar ahora-Dijo Hmed.

 Entonces yo le contesté:

 – Bueno, pues quédate a dormir y me lo das mañana, que habrá menos gente.

Al siguiente día me desperté y estaba  Hmed haciendo el té.

  • Buenos días dormilón. – Dijo él.

Y yo le contesté:

  • Buenos días Hmed.
  • Oye ¿Y Fátima?-Le pregunte yo mientras me despertaba.

Hmed me contestó:

  • Tu mujer me dijo que se iba a comprar carne para comer.

Dejó de hacer el té, fue  a su mochila y sacó un sobre.

  • Toma, este es el regalo. ¡Ábrelo!-Me dijo Hmed.

Lo abrí y era un pasaporte, no me lo podía creer.

Él continuaba hablándome:

  • Shalek, ¿Sabes que con eso puedes pasar la frontera?

Y yo le contesté:

  • Si, ya lo sé pero yo no puedo irme ahora recién casado.  
  • Tranquilo Shalek nos iremos dentro de dos meses.-Respondió él.
  • Bueno ya volveré a por ti- Me dijo Hmed mientras se despedía.

Cuando Fátima volvió de la compra se lo conté.

  • ¿Pero entonces cuando te vas? -Me preguntó ella.
  • ¿Te parece bien que me vaya? – Le pregunté yo, sorprendido.
  • Claro que si, así después me arreglas los papeles a mi- Me dijo ella muy contenta.

Yo y Fátima estebamos deseando que llegara ese día. Pero algo no iba bien. Dos días antes de irme Fátima se puso enferma y su estado me preocupaba mucho.

La llevé al médico, aunque tardé siete  horas en ir y otras siete horas en volver. El doctor me dijo que Fátima estaba embarazada de un mes.

Me quedé en blanco, ya no sabía que hacer, pero Fátima si que  estaba decidida.

-Shalek, por favor, tienes que ir en busca de algo mejor, ahora más que nunca necesito que te vayas, por mi no te preocupes, sé cuidarme. Prométeme, que pase lo que pase,  cuando llegues allí me vas a arreglar los papeles a mí y a nuestro futuro hijo.-Me dijo ella.

-No te preocupes Fátima, te lo prometo -Le dije yo para tranquilizarla.

Partí hacia mi destino  con mis amigos, éramos más de treinta hombres, íbamos en un camión conducido por mi gran amigo Hmed.

Estuvimos más de ocho horas seguidas en el camión sin descansar.

Los hombres se les veían cansados,  el camión empezó a quedarse sin gasolina en medio del desierto del Dakar, entre la frontera de Senegal y Mauritania.

 A Hmed se le agotaba la paciencia.

 ¿Y ahora que hacemos? -Dijo disgustado.

-Pues como esta anocheciendo es mejor descansar y mañana  ya veremos- Dijo uno de los chicos.

-Yo tengo una idea mejor, nos quedan pocos kilómetros para llegar a la frontera, si la pasamos por la noche  no nos verán y es  más fácil, no tendremos que dar explicaciones de nada.- Afirmó otro de los hombres.

Todos nos pusimos en marcha, nos guiábamos por las estrellas. Estuvimos varias horas andando, estábamos agotados y muertos de hambre.

-¡Por fin! , ¡Chicos hemos llegado! , ¡Guardar silencio!- Dijo Hmed.

 

A lo lejos se veían dos hombres policías con pistolas y dos coches.

Estuvimos esperando, hasta que se metieron en el coche y se echaron una cabezada, esa cabezada fue nuestra salvación.

Era ya de madrugada, nos alejamos unos kilómetros más. Decidimos quedarnos en un desierto a dormir.

A la madrugada siguiente Hmed explicaba los planes:

-Cuando lleguemos a la otra frontera haremos el mismo proceso.  De nuevo nos pusimos en marcha, los hombres estaban agotados incluso yo también.

Nos quedaba poca agua y pocos alimentos. Tardamos cinco días en llegar a la frontera, no descansamos  nada, nos quedamos sin agua.

-¡Ya no puedo más!- Decía uno de los chicos.

– ¡Venga hombre que ya queda poco! Le decía Hmed para animarlo.

Nuestra salvación fue el encuentro con una familia nómada, que  nos dió leche de camella y de cabra.

-Nos ha venido bien este descanso, pero tendremos que partir de nuevo- Dijo Hmed.

Todos nos pusimos en marcha.El segundo día fue muy duro para todos. Todos estábamos agotados, muertos de sed y muertos de hambre.

Ese día el sol picaba más que nunca. Todos estábamos desmejorados unos más que otros.

-¡Ya no puedo más, siento que me  muero! -Dijo uno de los chicos.

El hombre estaba enfermo y no pudo soportar el sol ni el calor, al final sus sueños se quedaron por desgracia en el medio del desierto. Después de esa pérdida a los hombres le entró miedo en el cuerpo, tenían miedo a perder la vida. Poco a poco los hombres fueron perdiendo la esperanza, ya no creían en sus sueños ni en sus deseos. Solo veían un desierto y el desierto puede ser a veces el enemigo del hombre.

-Tenemos hambre y estamos cansados ¿Por qué no paramos un rato? –Afirmó y  preguntó uno de los chicos.

– Si nos paramos aquí, no llegaremos por la noche a la frontera entre Mauritania y el Sahara.-Dijo Hmed.

Nos pilló una tormenta de arena, era insoportable, no podíamos abrir los ojos. Después de esa tormenta de arena comprendí lo duro que seria la vida de los Tuareg.

Por fin se hizo de noche, ya no hacía sol pero el problema era que hacía mucho  frío.

Seguimos adelante con la esperanza de  cruzar la frontera sin problemas, pero  a mí aquella esperanza se me iba quitando.

-¡Por fin!- Dijo Hmed suspirando.

Habíamos llegado al Sahara Occidental, la última puerta hacia la libertad. Pasamos la frontera a las tres y media de la madrugada, los policías no se dieron cuenta.

Andamos unos kilómetros más  y llego la hora de descansar. Nos acostamos cerca de un oasis. Era una noche de cielo despejado, alce la vista hacia las estrellas y hacia la luna llena. Miré a la luna y en mis pensamientos me pregunté:

-¿Qué será de Fátima? ¿Qué será de nuestro futuro hijo?

Muchas preguntas sin respuestas.

A la mañana siguiente nos despertamos, no pudimos desayunar por que no nos daba tiempo.

A Hmed le esperaba un camión en Smara, fuimos a por el camión  y partimos hacia El Aaiún, allí nos esperaba un cayuco.

-¡Estamos salvados!- Dijo uno de los hombres.

-No te creas, nos falta mucho y tenemos que poner de nuevo nuestra vida en peligro.- Dijo Hmed mientras conducía.

Llegamos a El Aaiún y teníamos que recoger comida y agua para  el viaje que nos espera. Entre todos preparamos el cayuco para partir.

Partimos de noche, todos estábamos nerviosos, en cualquier momento nos podía pillar la policía.

Estuvo Hmed de guardián, cuando avanzamos unos kilómetros más, él nos aviso de que ya no habría peligro.

La primera noche por fin pudimos descansar y pegar ojo, todos estábamos más tranquilos.

-¡Despierta dormilón! -Me decía Hmed como de costumbre.

Cuando desperté vi   a los hombres agrupados en el borde del cayuco. Fui a ver lo que estaban viendo.

-¡Es lo más precioso que he visto en mi vida!- Dije yo asombrado.

-Si esto es lo más sorprendente que has visto en tu vida, espera a que lleguemos a nuestro destino, que te vas a sorprender mucho más.- Me dijo Hmed.

 Mientras yo no podía quitar la vista  a aquel mar inmenso y cristalino que parecía no tener fin.

El cansancio ya no se notaba tanto en los hombres, pero si que se notaba en Hmed, que parecía tener mala cara.

-¿Te ocurre algo Hmed? -Le pregunté preocupado.

-No me ocurre nada, es que estoy cansado. -Me respondió Hmed.

La salud de Hmed me preocupaba cada día mas, estaba muy débil y no comía nada.

Esa noche no pude descansar, alce la vista hacia las estrellas y me recreé en mis pensamientos: “Cuando tenga mi hijo le voy a enseñar el nombre de esa, de esta, de aquella estrella…Todas las estrellas del cielo”

 Espero poder contarle esta aventura que estoy viviendo y la cantidad de sentimientos y pensamientos que tiene uno cuando está solo con su soledad.

Te sientes solo y tu único ánimo es el pensar en tus seres más queridos, que han quedado atrás, pero que siguen en tu mente y en tu corazón.

La verdad es que  he aprendido mucho durante esta aventura que acaba de comenzar y que estoy ansioso de acabar.

Al siguiente día fuí yo el que tuvo que despertar a Hmed y cuando eso sucede es que la cosa no va bien. Me preocupaba su salud, estaba más de tres días sin comer.                                                  Los hombres empezaron a sentir mareos y Hmed cada día se ponía

peor. Después de tres días en alta mar Hmed ya no pudo soportar el trayecto y falleció, también le ocurrió lo mismo a uno de los chicos que viajaba con nosotros.

Fue muy duro para mí la pérdida de Hmed, era mi único pilar y era un hombre estupendo, pero desgraciadamente sus sueños se quedaron en medio del mar.

Conforme pasaban los días los chicos y yo nos sentíamos solos y asustados.

Un día decidimos tirar los cadáveres por que empezaban a molestar, no tuvimos otro remedio que tirarlos. Faltaba poco para nuestra llegada, estábamos nerviosos.

En cima de nosotros vimos un helicóptero, era de la policía costera española, no había de qué temer .Poco a poco nos acercábamos a las islas. De repente vimos un barco con voluntarios que venía hacia nosotros.

Todos los hombres se agruparon al borde del barco para saltar al otro lado. Me tocaba el turno, tenía las manos temblorosas y mi corazón latía a más de ciento setenta pulsaciones.

-¡Cógeme la mano y salta aquí! -Me decía una chica.

No se le veía bien el rostro, debido a que llevaba una mascarilla, pero se le veía un rostro muy bello.

Nos llevaron a un centro de inmigrantes, donde íbamos a residir durante unos cuantos días. La chica no se separaba de mí ni un instante.

-¿Cómo te llamas? -Me preguntó la chica.

 Mientras se quitaba la mascarilla y efectivamente tenia un rostro muy bello. Le dije:

-Yo me llamo Shalek.

-Bien Shalek,  cada vez que quieras algo me llamas –Me dijo ella.

-¿Quieres llamar a tu gente? -Me preguntó ella dándome un móvil.

-¡Si, claro que si!- Le respondí.

 Llamé a Fátima y le conté todo lo sucedido con Hmed. Estuve un rato hablando con ella hasta que entró la chica de nuevo.

-¿Es verdad que habéis tirado dos cadáveres en el mar? -Me preguntó ella.

Yo no sabia que responder.

-¿Cómo te llamas?- Le pregunté yo para poder dirigirme a  la chica.

-Me llamo Marta.- Me contestó ella.

-Bien Marta, si hemos tirado dos cadáveres en el mar. Se habían muerto por hipotermia.

Al paso de tres días la policía los encontró y los repatrió hacia Senegal.

Mis amigos me decían que Marta era una oportunidad para mí, que me podía aprovechar de ella para que me arreglara los papeles. Poco a poco se iban los chicos a  su tierra y yo no me iba, un día le pregunté a Marta:

-¿Por qué se van todos y yo no?

-Se van porque no tienen papeles.- Me respondió ella.

Y yo me quedé pensando, yo tampoco tengo papeles.

-Shalek, mi padre es abogado y si tu quieres puede arreglarte los papeles. -Me ofreció Marta.

-¡De verdad!- Dije yo sorprendido.

-Si, mañana mismo voy hablar con él. -Me contestó Marta.

Efectivamente Marta fue hablar con su padre:

-! Hola papá ¡necesito que me hagas un favor.

 -Hija tu dirás.-Contestó su padre.

-Necesito que arregles los papales a un inmigrante que acaba de llagar. -Le dijo Marta a su padre.

-¡Me niego hacerle los papeles a uno de esos negros que viene a guitarnos lo que es nuestro!-Él le contestó.

-¡Papá! ¿Cómo puedes pensar así? -Le dijo Marta a su padre.

-Pero si es la verdad y además no se porque sigues en ese trabajo que te pagan cuatro duros. Le contestó su padre.

-¡A mi no me importa el dinero, yo no soy avariciosa como tú! ¡Y hago ese trabajo porque esos seres, que su único pecado es nacer pobre, necesitan  mi ayuda!

-¡Pero hija! ¿Te enfadas conmigo por un negro de esos? – Le dijo su padre en tono burlón.

-¡Papá como sigas con esa actitud, no te dirijo mas la palabra! – Le dijo ella muy enfadada.

Cuando Marta volvió al centro de inmigrantes, me lo contó todo, es increíble la confianza que me cogió.

Pasaron los meses y Marta me llevó a vivir con ella en su piso. Al paso del tiempo me di cuenta como era la vida en España, era una vida muy cómoda y a diferencia de cualquier país subdesarrollado, era una vida repleta de lujo.

Shalek poca a poco se iba  acostumbrando a la vida rica, ya no pensaba tanto en  Fátima, solo pensaba en Marta y el dinero y se le olvidó lo que era  ser pobre.

Al final el padre de Marta le arregló los papales  a Shalek.

Meses después nació la hija de Shalek, pero él no sabía nada. Su hermana Fatu le escribió un a carta contándole que Fátima falleció al dar a luz a Sukiena, que es así como se llamaba su hija.

Shalek no podía más con ese secreto y decidió contárselo a Marta.

Marta lo quería tanto que le perdonó todas sus mentiras.

Después de cinco años Marta y Shalek tuvieron una hija. Marta un día le preguntó a Shalek:

-¿Te vas atraer a tu hija?

-Es que es mujer y las mujeres poco pueden hacer. -Le dije yo.

-Me duele que digas eso, aquí las mujeres pueden trabajar y estudiar. Shalek, tu hija te necesita, no le quites el derecho de ser una mujer feliz.-Me dijo Marta.

Shalek, gracias a Marta, se fue dando cuenta de la realidad, de que el machismo y el ser avaricioso, no sirven para nada.

El abuelo Juan, el padre de Marta, no muy conforme de que iba a tener una nieta de otra raza le hizo los papeles a la hija de Shalek .

La niña lo primero que hizo al llegar a España fui abrazar a Marta diciéndole:

-¡Hola mamá!

A Marta le gustó tanto esa palabra, que se le caían las lágrimas sin poder controlarlas.

Las niñas se querían mucho como hermanas y  no les importaba el color de la piel ni la forma de ser. Desde luego la suerte que tuvo Shalek no la tuvo ningún otro hombre. Era una pena que los sueños de Hmed se quedaran en el medio del mar.

 Autora. ElKouria Badbad Hafed            Koria 2007

 

Anuncios

febrero 1, 2015 at 4:58 am Deja un comentario

No se puede educar sin derechos humanos

1328914053322ciudadaniadn

Hola, Bienvenida:

Seguro que tú compartes conmigo que no se puede educar sin incluir temas como la igualdad entre hombres y mujeres, violencia de género, racismo, homofobia o pobreza. Y me atrevo a hacer esta afirmación porque sé que tú eres una persona comprometida con la defensa de los derechos humanos, que combates las injusticias, que contribuyes a cambiar el mundo y te sientes orgullosa por ello. Porque sé que tú participas en las acciones de Amnistía Internacional.
 
El mundo necesita más personas como tú y por eso es imprescindible que las nuevas generaciones compartan tus inquietudes y tu forma de ver el mundo.

Sin embargo el Ministro de Educación no lo ve así. Si no lo impedimos, millones de estudiantes en España se pueden recibir una educación en la que no existan los derechos humanos. Algo que supone un retroceso inaceptable y que nos sitúa a años luz de Europa.
 
No lo consientas. Escribe al ministro Wert y dile que quieres que los derechos humanos se enseñen en la escuela.

Mientras, recibe mi más sincero agradecimiento por ser como eres.

Un abrazo,

Esteban Beltrán
Director de Amnistía Internacional

enero 19, 2013 at 2:32 pm Deja un comentario

DISCURSO DE GRADUACIÓN DE 2º DE BACHILLER DE HUMANIDADES DEL “IES LOS ALCORES”

DISCURSO DE GRADUACIÓN CURSO 2011/12 SAN MIGUEL DE SALINAS

de los alumnos/as de 2º de bachiller,escrito por

                                       MARÍA MACIA SALAS

Ya han pasado dos años y aquí estamos. Hemos pasado cada día juntos, oyendo el nombre de una alumna que no viene, la primera en ser nombrada y sin poder hallarla sentada a nuestro lado. Oyendo tu nombre y visualizándolo en las listas hace que se nos pongan los pelos de punta y que una sensación se encoja en nuestro estómago y nos haga estremecer. Un océano de lágrimas por ti, lágrimas sin recoger, desperdiciadas, y un mundo de oscuridad e incertidumbre de saber si estás bien o mal que se comunica con el nuestro con un fino hilo de esperanza. A ti y a tu familia te queremos decir, estamos contigo Koria.

Quiero decir una de las palabras más escuchadas de la noche: “Gracias”. Pero… ¿Gracias por qué? Gracias por acompañarnos en este embarazo, es decir, estos nueve meses de curso en los que hemos reído, hemos llorado y hemos estudiado, aunque eso es relativo. (más…)

junio 25, 2012 at 11:16 pm Deja un comentario

¿PACTO EDUCATIVO O CONTRARREFORMA?


¿Pacto educativo o Contrarreforma?

Área Educación IU

El Ministerio de Educación presentó, a finales de febrero, un documento con 137 propuestas que pretenden centrar el debate para lograr un Pacto político y social por la Educación. La mayor parte de las nuevas medidas planteadas no hacen sino ceder ante las exigencias del sector conservador, retrocediendo incluso respecto a la legislación educativa vigente (LOE), que ya fue pactada en cuestiones claves con el centro-derecha parlamentario. Y todo por el deseo desesperado de presentar siquiera un pequeño triunfo mediático ante la opinión pública, cansada ya ante los continuos fiascos de inalcanzables pactos para salir de la crisis.
En estas circunstancias y con esas condiciones previas, el proceso para alcanzar un Pacto Educativo, a gusto del PP, está más abocado a hacer aún mayores concesiones a la derecha político-social, y a los propietarios de centros concertados (especialmente a patronal católica), que a mejorar y potenciar el sistema educativo público de nuestro país.

Pactar cómo y con quién: la contrarreforma del PP
A pesar de incorporar al proceso a partidos políticos, organizaciones del ámbito educativo, agentes sociales y Comunidades Autónomas, todo parece indicar que para el MEC sólo habrá Pacto educativo si el PP lo suscribe.
Se estaría consolidando así una alianza de corte neoliberal en la que convergen sectores que defienden soluciones mercantilistas para los problemas educativos, con intelectuales neocon que abogan por el ‘retorno’ a mayores niveles de exigencia y a una supuesta ‘cultura común’ (“Inglese, Internet, Impresa”, en palabras de Berlusconi), junto a los fundamentalistas religiosos y autoritarios de siempre que se sienten amenazados por el laicismo creciente e intentan preservar a toda costa sus privilegios, y a sectores concretos de la nueva clase media profesional que profesan la ideología de la gestión de calidad, la medición y los resultados. Aunque en esta alianza existen tensiones y conflictos, su objetivo común es crear las condiciones educativas que consideran necesarias para aumentar la competitividad, la disciplina y el espíritu empresarial, reclamando a su vez la vuelta al pasado con una imagen mistificada de la escuela, la familia y la nación.
El pacto que quiere el PP es una vuelta al modelo educativo de la dictadura franquista. Una educación basada en la continua superación de pruebas y exámenes, como si de una carrera de obstáculos se tratara; una educación regida en su mayor parte por grupos económicos y religiosos que recuperen la vieja disciplina y seleccionen a una élite reducida para el acceso a una educación superior, supeditada a los intereses del mercado.
Las reglas de juego que exigen las manifiestan sin complejos, en ese nuevo estilo de la derecha que inauguró la época de Aznar. Exigen garantizar la “libre elección de centro” a base de ampliar todavía más los conciertos, que pasarían a ser un “derecho” de los centros privados; garantizar también la “lengua y cultura comunes” en todo el Estado, dando por supuesto que está amenazada por no se dice quién; separar al alumnado de ESO cuanto antes para que sólo los “excelentes” vayan a bachillerato; establecer pruebas de nivel (reválidas encubiertas) al finalizar Primaria y Secundaria “a efectos de comparación”, con el fin de clasificar centros y alumnado, como si de una liga futbolística se tratase; establecer por decreto (nunca mejor dicho) la autoridad pública de los docentes…
Toda una contrarreforma del sistema educativo vigente para reinstaurar aspectos centrales del programa del PP y de su denostada Ley de Calidad (LOCE); en este caso mediante un pacto con el partido gobernante y con quienes estén dispuestos a tragar lo que sea con tal de proclamar ¡habemus pacto!, aunque vaya en contra de la escuela pública que supuestamente defienden.

Pactar para qué: valoración de la propuesta ministerial
En la propuesta ministerial brilla por su ausencia toda referencia a la educación pública como primera obligación de las administraciones educativas. Se renuncia a hacer del servicio público de educación, de titularidad y gestión pública, el centro del sistema educativo; reforzando el modelo privado concertado existente, al tratarlo como parte del denominado “Servicio Público de Educación”. Se equipara así la escuela privada concertada, mayoritariamente confesional y selectiva, con la de titularidad pública, lo que significa un retroceso en la defensa del modelo público como “eje vertebrador del sistema educativo español”, que debería ser un objetivo irrenunciable para un gran acuerdo en materia de educación, como se reclama en el último informe del Consejo Escolar del Estado.
Se perpetúa el sistema de conciertos, renunciando a toda supeditación de lo privado a la planificación pública y propiciando lo contrario, como en el caso del primer ciclo de Educación Infantil, donde el texto ministerial ni siquiera se compromete a “promover el incremento progresivo de plazas públicas”, como establece la LOE (art. 15.1). Se abre también la puerta a las empresas en la Formación Profesional, a través de la Ley de Economía Sostenible, y en la Universidad. En este caso se adorna con el discurso de la necesidad de conexión con la sociedad y se propicia la utilización de unos medios públicos en la investigación que pagarán y por lo tanto determinarán las grandes empresas.
Se ha claudicado también en la comprensividad de la educación obligatoria, recuperando viejos itinerarios segregadores (pre-Bachillerato versus pre-FP), por los que derivar alumnado ya desde 2º o 3º de ESO.
En resumen, el pacto será posible si recoge las aspiraciones de la derecha política y social en cuanto a abrir más puertas a la privatización de lo público. Más conciertos, más subvenciones y utilización del espacio público para fines privados. Los temas del compromiso de financiación del sistema en relación a la media europea del gasto educativo, la autonomía de los centros y el desbloqueo del estatuto docente se redactan en términos deliberadamente ambiguos que luego permitirán un elenco de interpretaciones.
Aquello de la escuela pública al servicio de la equidad y la compensación de desigualdades, de la atención a la diversidad, de la participación democrática como principio básico, de la transversalidad, de la comprensividad…, se han convertido en estandartes que pueden guardarse para mejores momentos. La aspiración a una educación pública de calidad en condiciones de igualdad queda relegada al baúl de los recuerdos en este pacto educativo.

Propuestas para un pacto por la educación pública
IU manifiesta su clara voluntad de contribuir al logro de un gran acuerdo en materia educativa, siempre y cuando dicho pacto recoja el siguiente decálogo de principios irrenunciables, que se concretan en 100 propuestas para una educación pública, laica, democrática y de calidad para todas y todos con el fin de mejorar la enseñanza pública y el sistema educativo, mejorar de la formación y condiciones de trabajo de los profesionales de la educación, así como el fomento de la autonomía de los centros educativos y la participación democrática de todos los sectores de la comunidad escolar.
1. El SISTEMA PÚBLICO DE EDUCACIÓN debe ser el eje vertebrador y fundamental del sistema educativo, estableciendo mecanismos efectivos para que las distintas administraciones educativas extiendan y potencien la educación pública, mediante una red planificada de centros docentes de titularidad y gestión pública, con suficientes plazas escolares para el conjunto de la población. La escuela pública es la de todos y para todos, la que más y mejor asegura la igualdad de derechos y la convivencia democrática de personas con distintas procedencias socio-culturales; y por ello, la que mejor contribuye a la equidad y a la cohesión social. Hay que impedir las cesiones de suelo municipal para la creación de centros privados concertados (“el suelo público sólo para centros públicos”); garantizar su carácter subsidiario y el control e inspección sistemática para que cumplan estrictamente la normativa, suprimiendo aquellos que incurran en prácticas de selección o discriminación. Proponemos la reducción progresiva de los conciertos educativos, con la posibilidad de integración voluntaria y negociada de los centros concertados en la red pública.
2. CALIDAD CON EQUIDAD PARA EVITAR EL FRACASO Y EL ABANDONO ESCOLAR. Defendemos una Escuela Pública de Calidad cuyo objetivo primero y principal sea garantizar el derecho de todos y todas a aprender con éxito y obtener la titulación correspondiente, sea cual sea su procedencia social o cultural, y sea cual sea también el ámbito territorial donde se esté escolarizado. No se trata tanto de mejorar el sistema educativo para lograr mayores cotas de “excelencia” para algunos, como de poner en práctica políticas y actuaciones concretas, sobre todo de compensación de desigualdades educativas, para evitar el fracaso escolar de muchos. Eso pasa por una red de centros que cubra toda la demanda de plazas públicas de 0 a 3 años en Escuelas Infantiles (¡no en guarderías!), con los requisitos necesarios para que toda la Educación Infantil sea plenamente educativa, al tratarse de una etapa crucial para el desarrollo personal y factor decisivo para el éxito escolar, sobre todo para aquellos niños y niñas con mayores necesidades sociales o personales. La calidad pasa también por reducir el número de estudiantes por grupo y por profesor, potenciar la atención tutorial y dotar de servicios de orientación a todos los centros públicos de Primaria y Secundaria. Por incorporar nuevos perfiles profesionales en la escuela: educadores y trabajadores sociales, mediadores interculturales, etc. Por establecer un sistema integral de becas y ayudas al estudio que permitan compensar las condiciones socioeconómicas desfavorables de la familia, así como la gratuidad de los libros y materiales didácticos y de los comedores escolares. Por relegar la repetición de curso sólo a situaciones excepcionales de carácter madurativo; así como por establecer comisiones de escolarización permanentes y centralizadas, por distrito escolar, para evitar la selección del alumnado por los centros.
3. EVALUACIÓN COMO ESTRATEGIA DE MEJORA. Que sirva de autoevaluación para la mejora de toda la comunidad educativa de los centros, con apoyo técnico de la Administración; que les permita analizar sus puntos fuertes y sus dificultades en el proceso de enseñanza-aprendizaje y no tanto como “medida de resultados” del alumnado para establecer rankings o clasificaciones de centros.
4. ESCUELA PÚBLICA INCLUSIVA E INTERCULTURAL. Una escuela de y para todos y todas, que utiliza su metodología y organización para que las respuestas a las necesidades del alumnado con más dificultades beneficien a los demás; que busca así promover la excelencia de todo el alumnado y reconstruye el curriculum tradicional para que sea relevante para todos y todas, más representativo de otras ópticas no contempladas habitualmente, integrando visiones, culturas y subculturas olvidadas, silenciadas u ocultadas, con una perspectiva de género.
5. ESCUELA PÚBLICA LAICA. Para que el adoctrinamiento religioso de las enseñanzas confesionales quede fuera del currículo y del horario lectivo. Las creencias religiosas forman parte del ámbito privado y, por tanto, deben estar al margen del currículo escolar. También los símbolos religiosos han de salir de los espacios escolares, tal como ha sentenciado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, al declarar incompatible su presencia en las escuelas con la libertad de creencias Sólo así se respetará la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión del alumnado, de sus familias, del profesorado y de todo el personal de los centros. Es imprescindible derogar ya el Acuerdo correspondiente suscrito con el Vaticano y retirar la financiación publica a los centros que discriminen por razón de sexo o cualquier otra circunstancia.
6. FORMACIÓN PROFESIONAL PÚBLICA: Oferta ampliada y con un tratamiento equitativo de todas las familias profesionales en función de su rentabilidad social y no sólo de la rentabilidad inmediata de las empresas; incremento considerable de centros de FP integrados públicos; control público de otras actividades formativas de FP; formación y orientación laboral que impulse una cultura sindical solidaria y participativa.
7. APOYO Y MOTIVACIÓN DEL PROFESORADO: Acordar un Estatuto de la función pública educativa que mejore las condiciones laborales, recoja como dedicación lectiva las tareas y funciones que hoy demanda el sistema educativo, no sobrepasando las 15 horas de docencia semanales, configurando claustros estables y estableciendo el cuerpo único del profesorado. Diseñar una formación inicial que combine teoría con práctica tutorizada por profesorado cualificado en centros educativos durante todo el proceso, y formación permanente en horario laboral que fomente su autoridad profesional mediante la adquisición de estrategias de diálogo para convencer y de negociación para resolver conflictos.


8. ESCUELA PÚBLICA DEMOCRÁTICA. Para fomentar y aplicar la democracia real en la vida del centro, y no el modelo de gestión empresarial, como instrumento para impulsar la participación de todos los sectores de la comunidad educativa en la toma de decisiones consensuada; que recupera el derecho a la elección por los consejos escolares de los equipos directivos; donde las asambleas de reflexión, deliberación y acuerdos son práctica habitual y se aprende a definir prioridades, plantear proyectos y decidir la distribución de los recursos públicos mediante presupuestos participativos.
9. UNIVERSIDAD PÚBLICA AL SERVICIO DE LA SOCIEDAD. Paralizar y debatir realmente con toda la comunidad universitaria la aplicación del proceso de Bolonia y la “Estrategia Universidad 2015”, para construir una universidad pública al servicio de la sociedad y no a los intereses del mercado; donde la transferencia de conocimiento tecnológico sea de dominio público, no un negocio privado; con una gestión democrática y participativa, sin pruebas de acceso selectivas y con una financiación pública suficiente para garantizar un sistema de becas-salario y ayudas al estudio, tanto en los grados como en los máster.
10. LEY DE FINANCIACIÓN DEL SISTEMA EDUCATIVO, que garantice, en un plazo temporal limitado, la suficiencia de recursos para afrontar las medidas planteadas, mediante una financiación sostenida y equitativa, asegurando que en los próximos seis años se alcanzará el 7% del PIB en gasto público educativo y que se creará un Fondo Estatal de Compensación Educativa Interterritorial para financiar actuaciones orientadas a eliminar desigualdades en el ejercicio del derecho a la educación. Sólo así se podrá hacer realidad la mejora del sistema educativo y el derecho universal a una educación de calidad en condiciones de igualdad.

Abril 2010

mayo 4, 2010 at 1:57 am 2 comentarios

DIFERENTES ESTILOS EDUCATIVOS

futuro-hijos[1]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 No existe un único modelo o estilo educativo, sino

que cada familia utiliza unos mecanismos a través de

los cuales se resuelven las situaciones de la vida cotidiana.

Los estilos educativos paternos tienen una enorme influencia

en las relaciones que se establecen entre los diferentes miembros de la familia, influyendo en la capacidad de los hijos para madurar

adecuadamente, afectando a sus niveles de autonomía

personal y a su capacidad para poder tomar decisiones eficaces ante los problemas que se les puedan plantear.

Habitualmente se diferencian tres grandes modelos

educativos:

• El modelo autoritario: caracterizado por la imposición de normas rígidas por parte de los padres, por el constante control de las actividades de los hijos y por el uso frecuente de los castigos cuando las normas no se cumplen. Este estilo educativo se asocia con la falta de diálogo y comunicación y con un clima familiar tenso,

con escasas manifestaciones de afectividad entre los miembros de la familia e importantes carencias en la maduración personal de sus hijos, que no están habituados a expresar y defender sus opiniones o a tomar decisiones por sí mismos.

• El modelo ‘dejar hacer’ (laissez-faire): caracterizado

por la falta de sistematización y coherencia en las normas y la organización familiar, por la ausencia de normas y pautas de

conducta y de un apoyo y seguimiento sistemático de los hijos. Los padres se muestran incapaces de responder a los retos de la vida cotidiana y de la educación de los hijos. La inseguridad y la incertidumbre dominan las relaciones familiares.

mayo 14, 2009 at 2:48 am 3 comentarios


Calendario

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

contador de visitas

  • 2,176,089 visitas

Entradas recientes

VISITA MI WEB

Categorías

Archivos