Posts filed under ‘MUJER’

ESCLAVAS DE NUESTRO DÍA

MG_6603

En un día como hoy en 1791 tenía lugar en Santo Domingo (actualmente Haití y República Dominicana) una sublevación que desencadenaría la abolición del comercio de esclavos. Por este motivo, hoy se conmemora en todo el mundo el Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición. Esta fecha pone el foco sobre el recuerdo del comercio de personas esclavas, no solo permitido, sino promovido y gestionado por los Estados en el pasado, el cual llegó a ser una base importante de la economía de la mayoría de las distintas potencias hegemónicas.

Es cierto que la esclavitud, que convierte a los seres humanos en propiedades de otras personas, sobre los que poder disponer a su absoluto antojo, ha sido abolida y a día de hoy es ilegal. Sin embargo, no podemos decir todavía que no exista. La pobreza, la exclusión y las guerras siguen siendo el combustible que alimenta la maquinaria de la esclavitud en nuestros días.

Estos son algunos de los factores que incrementan altamente las posibilidades de convertirse en víctima de la esclavitud, siendo las mujeres las más afectadas:

  • La falta de oportunidades laborales que posibiliten una vida autónoma

  • la falta de educación que empuja a las personas más vulnerables hacia los trabajos más peligrosos y que las convierte más fácilmente en víctimas del engaño y la coacción

  • la desigualdad que sufren las mujeres, siendo en algunos contextos, personas que dependen total y exclusivamente de sus padres, hermanos o maridos

  • la guerra y la violencia

Nuevas formas de esclavitud

Las personas que sufren esclavitud en estos mismos momentos pueden estar trabajando en una fábrica intentando pagar una deuda, haciendo jornadas de más de 12 horas en un burdel del suburbio de una gran ciudad sin posibilidad de escapatoria, haber sido forzadas a contraer matrimonio con un desconocido y muchos años mayor que ellas, trabajar como empleadas domésticas en una casa en donde están prácticamente prisioneras de sus empleadores en una ciudad en donde apenas conocen el idioma o sufriendo abusos y violaciones diarias, mientras son retenidas por algún grupo armado de uno de los cientos de conflictos activos hoy en día. Son todas ellas formas vigentes de esclavitud contra las que Ayuda en Acción sigue luchando para acabar con ellas mediante la promoción de la educación, la sensibilización contra sus prácticas en aquellos contextos más proclives y la colaboración con las autoridades.

Las mujeres y las niñas representan la mayoría (el 70%) de las personas forzadas a la prostitución o a la pornografía bajo coacción o intimidación por las redes de traficantes. Los malos tratos -incluso torturas-, el control de los hijos y la amenaza de quedarse con ellos como rehenes si se marchan o no hacen su trabajo, el mantenimiento en una situación permanente de pobreza y endeudamiento, o la privación de circular en libertad sin acompañamiento son algunas de las formas de control que impiden a las víctimas salir de estas redes.

MG_9291-768x512La explotación sexual es una de las formas de esclavitud que más afectan a mujeres y niñas.

Las historias de supervivientes de la esclavitud, como son las de las mujeres nepalíes Phulsani, Radhika, Purnima o Puspa, todas ellas víctimas del 3er negocio ilícito más lucrativo en el mundo después del tráfico de armas y el de drogas nos obligan a asomarnos a una realidad todavía vigente en el mundo. Las mujeres tienen muchas más posibilidades de convertirse en esclavas que los hombres. La desigualdad en el acceso a las oportunidades y toma de decisiones que afectan a sus vidas son factores de riesgo a la hora de caer en las redes de la esclavitud. Pero hay formas de esclavitud que tienen que ver directamente con el mero hecho de ser mujer, como es el caso de la esclavitud sexual; que es la explotación sexual mediante el uso o la amenaza del uso de la fuerza. Esta práctica se da con mayor frecuencia en los conflictos armados donde se producen raptos de mujeres y niñas para estos fines. Los abusos y la violación sistemática son, todavía en nuestros días, una práctica utilizada como instrumento de guerra.

La trata de personas tiene también otras finalidades como el tráfico de órganos, o la venta, especialmente de menores, a redes de mendicidad organizada. El trabajo en condiciones de esclavitud es una de las formas de esclavitud vigentes que más ha aumentado en los últimos años. Muchos migrantes caen en este tipo de esclavitud ya que se ven obligados a aceptar condiciones laborales que no son legales en los países de destino o tránsito y quedan bajo el control de sus empleadores para realizar trabajos peligrosos sin las medidas protectoras adecuadas o llevar a cabo extensas jornadas laborales con salarios que les obligan, en muchas ocasiones, a contraer deudas con los propios empleadores para poder mantenerse. La falta de redes de apoyo, el mero desconocimiento del idioma o de sus derechos laborales en los países de destino son las herramientas de coerción de los traficantes.

Pero la esclavitud del siglo XXI no acaba aquí. Los matrimonios forzosos, son otra de las formas que adopta la esclavitud en nuestros días. Actualmente, millones de mujeres o niñas (matrimonios infantiles) son prometidas o dadas en matrimonio por sus padres, sus tutores o su familia sin que les asista el derecho a oponerse, generalmente a cambio de una contrapartida en dinero o en especie. Otras prácticas relacionadas con los matrimonios forzosos son aquellas en las que una mujer es cedida a un tercero por el marido o la familia del marido; o cuando una viuda es transmitida, como si fuese una parte de la herencia, al hermano del marido fallecido o a otro miembro de su familia. Todas estas prácticas infringen la Declaración Universal de Derechos Humanos que establece que el matrimonio solo se podrá contraer “mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos”. Asimismo,  son prácticas que siguen condenando a una forma de esclavitud a millones de mujeres, muchas de ellas, niñas todavía.

Hoy podemos conmemorar y recordar la abolición del comercio de esclavos, pero no podemos olvidar que queda aún mucho trabajo por hacer para acabar con la esclavitud en el mundo.

Autor : Alberto Casado: Responsable de Campañas.

https://ayudaenaccion.org/ong/blog/infancia/

Anuncios

agosto 23, 2017 at 10:22 pm Deja un comentario

PUERTAS ABIERTAS A LA ESPERANZA…

8 DE MARZO DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

@Bienvenida Campillo Lorca, Madre de acogida de Koria.     

Este es el 5º año que escribo para esta revista, sobre Koria,  en esta fecha del 8 de marzo, en la que se reivindican los Derechos de las mujeres y recordamos las mujeres que fueron quemadas en una fabrica por pedir sus Derechos. El año pasado ya os dije el nombre de 3 chicas más, y por desgracia hoy os puedo decir que esto es una práctica habitual y que hay un problema de vulneración de los Derechos y libertades de estas jóvenes.

9275471_m1

Cuatro casos públicos, Koria, Darya, Nahijiba y Maloma, esta última con nacionalidad española. Además existen muchos casos más, que no hablan por miedo a las represalias que tomen con ellas y con sus familias biológicas.

Este año, vengo cargada de esperanzas, sobre Koria y el resto de chicas que por desgracia la sociedad saharaui, especialmente sus dirigentes y el movimiento solidario con la causa del pueblo saharaui, vincula esta situación de vulnerabilidad a la lucha por el pueblo saharaui.

No se puede consentir que la lucha del pueblo saharaui, sea a costa de condenar a las mujeres y quitarle todo tipo de libertades, utilizándolas única y exclusivamente para tener hijos y mantener la población.

Ninguna causa, puede ser defendida a costa de la violación de los Derechos de las mujeres, esto es Violencia de Género y por ello no podemos permitirlo.

Llevamos 6 años, con sus días y sus noches, sin hablar con Koria, sin poder verla y sin saber que piensa ella en estos momentos. Aunque estamos seguros que su deseo es volver a España y recuperar el tiempo perdido. He conocido varias chicas que han regresado después de varios años retenidas, y lo primero que te dicen es que les han jodido su vida, que para hacerles esto es mejor que no las hubiesen enviado a España siendo niñas. Que lo que han sufrido allí, no pueden perdonarlo, que su vida ya no puede ser la misma y que además con estas prácticas lo único que consiguen es que las que salen de allí, no vuelva nunca más y por otra parte les destroza tener que elegir familia, cuando podían convivir con ambas. También se ha generado un cierto miedo en las chicas que están en España  de ir a los Campamentos por temor a que les suceda lo mismo.

Y  gracias a la unión de todas las familias  y personas que junto a todos nosotros están luchando como si de sus propias hijas se tratara, luchamos por la libertad y contra la vulnerabilidad de todos sus derechos, para  que todas ellas puedan decidir su futuro, esto lo está conociendo toda la sociedad española y de otros países, y con ello se ha generado un conflicto de carácter nacional e internacional. Recientemente hemos presentado una denuncia en Ginebra en la ONU, ante la oficina del “ALTO COMISIONADO DE DERECHOS HUMANOS Y GRUPO DE TRABAJO DE DETENCIONES ARBITRARIAS” En el caso de Koria, hay otra denuncia interpuesta ante la RELATORA DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER. Esperemos que de sus frutos. También hay varias organizaciones de Derechos Humanos defendiendo esta situación y estos cuatro casos que son públicos. Se está hablando en muchos foros donde se habla de los Derechos Humanos de las mujeres.

Seguiremos esta lucha por la libertad y el derecho a decidir sobre sus vidas, hasta que todas estén libres y puedan hacerlo ellas mismas. Koria, como os he dicho en años anteriores no hemos conseguido hablar con ella,  ni verla, pero si hemos conocido por terceras personas que está viva y que de salud no anda muy bien, cosa que nosotros ya sabemos conociendo sus problemas.

Ahora seguiremos luchando, por Koria y por las demás, para que esto acabe de una vez y el Polisario haga cumplir su propia constitución que la tiene y no la pone en práctica. Y quiero dejar bien claro que esto no es un problema entre familias, es un problema que genera el propio Polisario, con las familias de allí, no facilitándoles que puedan viajar en bastantes años, mientras están en España y así generar desconfianza entre las familias saharauis y la española. Para conocer en profundidad todo lo que acontece esta situación, os recomiendo a quienes no hayáis leído las revistas anteriores  que lo hagáis, pues en los 5 artículos está todo bien explicado, tanto lo de Koria, como lo de las otras retenidas y secuestradas como sería el caso de Maloma, que tiene nacionalidad española.

IMG-20170221-WA0045

Por todas ellas, os damos las gracias por vuestro apoyo y solidaridad, me consta que nos seguís por medio del facebook y todo tipo de redes sociales. WEB, blogs Twitter…

Muchas gracias  a la Asociación de Mujeres de Callosa, un año  más, por darnos la oportunidad de poder hablar de esta situaciones de  retenciones de mujeres jóvenes contra su voluntad. Con el apoyo de todas y todos, conseguiremos que estas prácticas sean condenadas y los culpables paguen por todo el daño hecho a Koria, Darya, Nahjiba y Maloma, entre otras muchas más.

  Ojalá el próximo año, sean ellas las que escriban su historia. Y espero que Koria esté aquí con todas vosotras. Y para terminar como cada año lo quiero hacer con un poema dedicado a Koria y al resto.

                   Libertad para todas las mujeres retenidas contra su voluntad

NO HAY PALABRAS

No hay palabras

pero quizás las encuentre,

no hay sonidos

pero quizás en el profundo desierto

saharaui se escuchen

No hay voces exigiendo derechos

No las hay. No.

Pero quizás ponga la mía,

ponga mi voz

y así,

quizás a la mía

se sume la tuya

algún día…

La de todos.

Quizás.

Juntos uniremos nuestras voces,

Aclamaremos al mundo nuestro

Derecho a Decidir

A pedir libertad como Jadama

Maimuna o Mayuba

Aisha Embarek, Fatimetu, Tfarra o Hurria.

 

Quizás llegue ese día

En que Koria Badbad Hafed

y otras muchas como ella

puedan recibir los tratamientos médicos necesarios,

cursar sus enseñanza,

vivir con sus padres de acogida,

sin temor a ser llevadas,

dormidas en la arena del olvido.

 

Sin temor al infierno

Con amor a la vida.

Poema de Luis Garcia  Orihuela

Publicado en la revista  nº 23″LA PITERA”  de la Asociación de Mujeres de  Callosa del Segura (Alicante)

DSC08537

 

marzo 11, 2017 at 3:43 am Deja un comentario

EL VIAJE Y LA LARGA ESPERA…

OLYMPUS DIGITAL CAMERAHoy hace 6 años que a estas horas  viajábamos hacia los Campamentos de Refugiados saharauis de Tinduf,(Argelia) acompañando a Koria, para pasar todas sus vacaciones  escolares de las fiestas de Navidades con su familia biológica.

Koria iba cargada de ilusiones, de proyectos para contar a su familia y estaba segura de que su familia querría lo mejor para ella y la dejarían volver, sin ningún problema.

Durante el trayecto del  viaje iba con mucha ilusión de  reencontrarse con su familia, sus amigas de la infancia, sus primas de su edad, su abuela y con familia que ni conocía.

Le habían avisado de que le podía pasar lo que al final pasó, pero ella decía mi familia me entenderá y sabrá comprender que debo volver, a seguir con mis estudios y mi tratamiento médico.

Un día como ayer se despidió de sus compañeros de clase, hizo  el último examen y no espero a que terminaran las clases, quería aprovechar el máximo de tiempo posible para disfrutar con su familia. Se despidió de todos  sus profesores y entre nervios y alguna lágrima, les dijo a todos,” en enero nos vemos para terminar el curso”. Recuerdo la despedida con su directora del Instituto, Koria con un poco de nerviosismos, por la alegría que tenía de qué iba  por fin a poder visitar a su familia. Su directora le dijo, “te espero en enero” Y  Koria le  respondió “ volveré seguro, el 7 de enero nos vemos en clase”

Fueron unos días de muchas alegrías y de sentimientos encontrados, cuando llegamos al aeropuerto de Tinduf, su familia y un dirigente del Polisario nos esperaban, entre abrazos risas y lágrimas de alegría comenzó la aventura, lo primero fue que su madre se montó en un coche diferente al de su hija y quien se subió con Koria fue su tía, algo que yo personalmente ya vi extraño, una madre que llevaba sin ver a su hija 10 años y medio y no se le veía ilusión por el reencuentro con la misma.

No obstante, todo continuó con la magia que suponía pasar 20 días en los Campamentos y volver a reencontrarse ella con toda su familia y amigas, y nosotros alegres de ver que el sueño deseado de Koria, se estaba cumpliendo y que ya podía ir cada año cuando quisiera.

Durante todo el tiempo de visitas, cada día a un familiar, dentro de esa magia que suponía ese encuentro, todo transcurrió con total normalidad, hasta que visitamos una prima de Koria, que le  dijo; “No te separes de Bienve, ni un sólo segundo” “Que he escuchado que tu madre no quiere que regreses a España” y Koria respondió < Mi padre me comprenderá y me dejará regresar por que yo sé que él quiere que yo esté bien  con mi tratamiento médico y que estudie>“Ahora ya vendré todos los años, porque ya tengo documentos para poder hacerlo”.

Lo que jamás imaginaba ella es que era su padre, el que cumpliría las ordenes  del Polisario y su familia materna, que estaba inducida por el Polisario para que la retuvieran y  sin mediar palabra con nosotros para explicarnos que querían quedarse con Koria, esa oportunidad de despedirnos de ella y su familia,  no fue posible, todos fueron desapareciendo poco a poco hasta dejarnos solos, sin darnos explicación alguna. Así mismo, no le dieron explicación alguna a Koria, y supimos de ella al día siguiente, cuando pudo dejar un mensaje en el teléfono de nuestra casa y otro en mi móvil.

32  horas más tarde pudimos hablar con ella, porque se encontraba ingresada en el hospital, tras lo sucedido y su traslado a los Territorios Liberados, bajo el control del FRENTE POLISARIO.

Ella nos pidió que la sacáramos de allí  y que le alargáramos el visado, que volvería con nosotros antes o después.

Lo que comenzó con muchas alegría y muchas ilusiones, acabo siendo la peor pesadilla, tanto para ella como para nosotros, todos sus proyectos se habían truncado, atrás quedaban todas sus ilusiones, entre ellas, llevar a sus compañeros de clase a conocer cómo vivía su pueblo, atrás quedó sus enfermedades sin tratamiento alguno, atrás quedó todos sus proyectos de estudiar para servir a su pueblo, atrás quedó una mujer víctima de una cultura que vulnera los Derechos Humanos y que las mujeres no tienen derecho a decidir su futuro.

Se le obliga a quedarse en España durante muchos años, tengan o no documentos para ir a ver a su familia cada año,  luego se les cortan las alas en un momento. Todo por el hecho de ser mujer…

Han pasado 6 años,desde el inicio de aquel viaje, en el que las ilusiones se convertirían en lagrimas,

Koria nunca más pudo comunicarse con nosotros, la familia de acogida, ni amistades, ni profesores ni con nadie del pueblo que la vio crecer y como cambió dentro de su admirable responsabilidad, esa niña que llegó, que solo pedía estar acostada y dormir porque no podía con su vida, todos vieron como fue cambiando con su tratamiento médico y la responsabilidad que se generó en ella, de estudiar y aprovechar cada minuto de los que estaba aquí para conseguir llegar a la Universidad.

Queremos trasmitirle, que desde aquí, todo el pueblo, profesorado, amigos/as, compañeros y compañeras de clase, la seguimos esperando, y no vamos a dejar de luchar por su libertad de decidir libremente su futuro.

Koria, allá donde estés, que sepas que para nosotros nada ha cambiado, seguimos queriéndote como antes de pasar todo esto, o quizás más, porque sabemos que han hecho de ti lo que tú no querías, lo dejaste bien claro a todo el mundo, antes de irte y después también, nos has seguido diciendo que quieres salir de ahí y que no dejemos de luchar por ti. Y aunque te hayan incomunicado con nosotros, sabemos que tus deseos y proyectos siguen tan firmes como el primer día, quizás hayas tenido que hacer cosas que no entraban en tus planes y adaptarte a las circunstancias, debido al paso del tiempo y la necesidad de sobrevivir como sea.

Ojalá, pronto puedas decidir tu futuro, en total libertad y que sepas que nosotros estaremos dispuestos  a respetar  la decisión que tomes, en un lugar determinado sin presiones y libremente.

Te deseamos toda tu familia de España, tus amistades y todas las personas que conocen tu situación, que pronto llegue el momento en el que puedas decidir tu futuro, y que nadie pueda retenerte contra tu voluntad.

No responsabilizamos a tu familia de lo ocurrido, sabemos que cumplen las directrices que ordena el FRENTE POLISARIO y además, ya hicieron ellos todo para poner a tu familia en contra de que tú siguieras en España.

Que la brisa del aire te llegue y acaricie tu rostro para darte fuerzas y que sepas que nos sigues teniendo aquí esperándote como siempre, para que cumplas tus sueños y todos tus proyectos. Ojalá la vida sea justa contigo y te dé la oportunidad de rehacer tu vida. Sentimos muchos estos años que has estado sin poder hacer nada de tu proyectos. Te deseamos que te  hayan servido para conocer la situación que se da, en las jóvenes mujeres saharauis como tú y conociéndote, pensamos que  seguirás luchando por tu libertad, la de las demás chicas y la de tu pueblo como siempre pensaste.

Todavía recuerdo aquellas palabras que dijiste uno de los días, que pensabas que podían hacerte lo que te hicieron y decías,” si yo tengo que sacrificarme hasta lo entendería, pero esta vida no es la que yo quiero para mis hijos” Igualmente decías “Qué hombre me tendrán asignado para mi”, quizás ya lo sepas, quizás no, pero esperamos que aun así, tú puedas elegir la vida que quieres para ti y tus hijos, el día que los tengas.

No imaginas las ganas que tenemos de verte, poder abrazarte y decirte todo lo que hemos luchado por ti, sabiendo que tú hubieras hecho lo mismo por cualquiera de nosotros. Todavía confiamos que existe en ti, esa alma rebelde, esa Koria, que luchaba contra toda injusticia y denunciaba todo lo que veía injusto.

Han pasado 6 años con sus días y sus noches, y no hay día ni noche que no hayamos pensado en ti, esperamos ya, que el Polisario reconozca  los errores que cometió con tus documentos y por qué no pudiste viajar antes, y ponga los medios para  que tú puedas decidir libremente el futuro de tu vida.

Hasta pronto.

Besos  y abrazos que estamos seguros te llegaran cada día…

 Bienve. Tú  mama de España

13439224_10153721501700959_3400699143796703459_n

 

 

 

diciembre 18, 2016 at 11:45 pm 8 comentarios

VELAS DE ESPERANZA

img-20160622-wa0016

Hace 12 años, el día que mi hijo cumplía 6, se nos alborotó la vida y su fiesta no podía celebrarse. Le recuerdo como si lo viera… Yo estaba embarazada de casi 7 meses y le encontré tumbado boca abajo en el suelo de nuestra diminuta cocina, solo, cubriéndose con sus manitas la cara y quitándose las lágrimas para poder mirarme. Me agaché y él se abalanzó sobre mí para abrazarme y preguntarme por qué nadie podía ir a su fiesta, que si eso significaba que nadie le quería… Hasta aquel día, siempre pensé que el cumpleaños de los hijos era más ilusión para nosotros, los padres, que quisiéramos darles la Luna para demostrarles que son lo más grande que tenemos, un de nosotros, el milagro de la vida que a veces nos la da y, a veces, nos la quita. Pero aquella tarde, descubrí que un niño lo ve de otro modo, es su día, ese en que es capaz de medir cuán importante es en la vida de otras personas que le quieren y que, una vez al año, se lo demuestran de un modo muy especial, haciéndole protagonista y volcando en él los mejores deseos en su caminar. Entendí entonces que las velas de cumpleaños para un niño son un refuerzo de cariño, un estímulo para continuar creciendo y todo un arsenal de autoestima y confianza tan necesaria como vital.

Ahora, cuando su próximo cumpleaños será el de su mayoría de edad, convertido ya en un hombre que me saca la cabeza y me llena el alma de orgullo, me pregunto si le dije suficientes veces cuánto le quiero, si alguna vez sintió que por él daría mi vida sin pensarlo y que, sin él, mi existencia no tendría mayor sentido… Tampoco sin mi hija, que la miro y le ruego a la vida más tiempo, que pasa deprisa y en un suspiro, creció, como hemos crecido todos cumpliendo año tras año objetivos, celebrando onomásticas y repartiendo y recibiendo más en ese día siempre especial. Es por eso que hoy me dio por pensar cuántas cosas hacemos mal sin saberlo, sin pretenderlo…

Es día 23 de junio y Maloma cumple 23 años. Hace unos días, Hurria cumplió 21, el 27 de abril Darya los 27 y el 15 de ese mismo mes, Koria los 23. Todas ellas crecieron en España celebrando cumpleaños rodeadas de familiares y amigos, soplando velas y recibiendo regalos y parabienes. Fiestas de cumpleaños para niños y niñas saharauis, a las que yo misma he asistido organizadas por la asociación y que, incluso, celebré con Fatimetu un 28 de agosto en Madrid. Ahora, ni Maloma ni ninguna puede celebrarlo y no sólo porque están privadas de libertad, sino porque en los campamentos de refugiados saharauis los cumpleaños no se festejan, porque en el Islam no se celebra el aniversario del nacimiento. Es una más de tantas diferencias culturales que hay entre nosotros. Sin querer, por no saber, esas mujeres crecieron desde niñas implicadas en una sociedad en la que detalles como éste nos pasan desapercibidos, porque es algo absolutamente normal, y ahora, cuando llega su día especial estando allí retenidas contra su voluntad, echan la vista atrás y es imposible no recordar tantos años acumulando momentos vividos y compartidos…

Luchamos a brazo partido por su libertad y porque Maloma y todas las mujeres saharauis retenidas contra su voluntad en los campamentos de Tinduf recuperen sus derechos, para que puedan elegir libremente el camino por donde quieren que discurran sus vidas. Hoy mi mente se va a la silla de la cocina donde se sienta Mari Carmen cada día en su desesperación. La miro desde lejos como cuando la tengo frente a mí y sus ojos me sumergen en su profunda tristeza, en un dolor interno difícilmente entendible. Maloma, su hija adoptiva, una niña que se hizo mujer a su lado, cumplirá los años sola, muy lejos de donde quiere estar, con el corazón dividido y su destino impuesto en manos de un hermano convertido en su dueño y señor por un derecho derivado de convicciones que violan sus Derechos Humanos y sus libertades. Mirando a Mari Carmen, se me van borrando uno a uno todos los pensamientos que quizá pudieran consolarla en alguna medida, porque sé que sólo un abrazo de Maloma le devolvería el latido del motor parado de su corazón, que ya no siente más que impotencia.

La miro, pero no me arrastra. Al contrario, enciende la mecha que prende las ganas de no sucumbir en esta lucha, porque pienso en Maloma, que es la que peor está y quien merece todo nuestro esfuerzo, toda nuestra fuerza y el mayor de nuestros empeños para conseguir su libertad, a pesar de la intransigencia de su familia biológica y de su tribu, de la negación de la evidencia por parte del Gobierno saharaui y de las mentiras que vierten los interesados en ocultar una realidad que existe y que amparan la retención de mujeres contra su voluntad en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf.

Para Maloma, los días pasan muy lentos. Uno, dos, tres… Una cuenta que alcanza los ciento noventa y dos días. Seis meses y 11 días desde que fue secuestrada. Una eternidad. Hoy que es día 23 y que cumple los 23, no podremos impedir que se sienta como se sintió aquél día mi hijo, ni que el desierto se le haga infinito, ni que les crea cuando le dicen que nos cansamos y la olvidamos, ni que su mente la remonte con añoranza a otros tiempos, pero sí podemos elevar la voz por ella, que el silencio impuesto por respeto a una negociación en curso no nos impida seguir defendiendo sus derechos y abogar por su inmediata liberación y repatriación a España.

Hoy tampoco estás sola, Maloma. No estés triste, quizá no haya velas de cumpleaños, pero sí de esperanza, porque tú volverás, ojalá.

@ Elisa Pavón

https://elisapavon.wordpress.com/2016/06/22/velas-de-esperanza/

 

junio 23, 2016 at 1:45 am Deja un comentario

CUANDO LOS DD.HH. SON «CULTURA Y TRADICIÓN» — Elisa Pavón

Está claro que el camino es hacer la vista gorda o quedas defenestrado. Lo mismo da que Darya grite a pleno pulmón que quiere regresar a Tenerife para retomar las riendas de su vida como mejor le parezca o que Maloma siga en los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia), también retenida contra su voluntad […]

a través de CUANDO LOS DD.HH. SON «CULTURA Y TRADICIÓN» — Elisa Pavón

junio 23, 2016 at 1:35 am Deja un comentario

PASILLOS A LA LUZ — Elisa Pavón

img_20160405_000648

Dicen que en las guerras lo primero que se pierde es la verdad. En la que se libra por saber de Koria, sin duda es así. La verdad de cómo fue su vida acogida en la familia Mañogil Campillo sólo la saben ellos y cualquier otra “verdad” que cuente la gente, por mucha vehemencia que quieran imponer en su defensa, nunca es ni será más cierta. Lo que supuso para ella vivir como lo hizo en España esos 10 años y medio y lo que le supone lo vivido estos últimos 5 años en el Sahara Occidental, eso sólo lo sabe ella. Hoy oficialmente cumple 23 años, aunque en realidad tiene más. Toda una mujer, sin libertad, ni derechos, ni voz ni voto sobre su propia vida. Pienso cuántas cosas le diría que no puede ni imaginar…

Ese pasillo lleno de puertas por el que correteabas con David, cada 5 de abril se vestía de gala para dibujar espacio suficiente donde vuestras mentes infantiles hicieran volar la imaginación, entre nervios emocionados, risas cómplices y carreras llenas de voces preguntonas. Pensaros me ha hecho sonreír recordando a mi hija, buscando las pistas numeradas que la conducían hasta el tesoro escondido que era su regalo de cumpleaños. No le importaba qué era, sólo daba valor a la ilusión y al cariño con que le preparamos ese juego año tras año… Como tú, Koria.

Te estoy viendo haciendo incursiones sorpresa en la cocina, a hurtadillas, abrazando a tu madre por detrás y distrayéndola lo justo para robarle ese trocito de pimiento rojo, del mismo tipo que hoy añade ella a esa paella especial que sigue preparando para ti, soñando que sean ciertas las manos que siente en su cintura cuando te imagina. Ay, no sabes tú cuanto hay envuelto en cada grano de arroz desde que tú no estás. Ella sí, pero yo también, porque aún no sabe que dejé mis ojos allí, para no perderla de vista cuando tu hermano y tu padre no están. Que ya nunca se volvió a sentir el mismo olor en tu casa, Koria, tampoco ambiente de alegría, ni el chocolate de tu tarta sabe a lo que debería saber. Que no estás y se nota la ausencia de tu alegría, la necesidad de tu luz y el abismo descomunal que separa el antes y el después de ti en tu familia.

Déjame que te cuente que hasta yo me empapé de tus ganas de llegar a ver cumplido tu sueño de ir a la universidad, sólo viendo tu mesa de estudio tal como la dejaste antes de irte con tanta ilusión a ver a tu familia saharaui a los campamentos, o en tu cuarto, que acumula recuerdos de niña siendo ya toda una mujer.

Nada ha cambiado en realidad en la casa, todo te sigue esperando igual. A tus padres y tu hermano se les paró la vida y se les abrió un socavón vacío en el corazón que buscan desesperados cómo llenar, aunque sólo fuera con la ilusión de saber algo de ti. Que cinco años son muchos, Koria, que la arrogancia de la imposición paterna no te deja vivir en paz y libertad, ni a ellos les cuartel para vivir con un minuto de tranquilidad y sosiego. Aquí esquivan torpedos y minas de profundidad lanzados por tantos que niegan que estás secuestrada, incomunicada, sola y desprotegida en el puto desierto donde se pierde tu sombra y se acalla por tradición la voz de cuantos podrían hacer que tu familia saharaui reaccionara y que la española no tuviera que seguir sufriendo la incertidumbre de no saber siquiera si estás viva.

img-20160404-wa0000  No lo elegiste tú, ni tampoco es tu voluntad, ya lo sé. Pero quiero decirte, porque no te lo contarán, que hoy no es un día más. Hoy ese pasillo interminable se asemeja a la vida sin ti, deben seguir caminando por él, porque al final está la luz. Ni un solo día de los 1.920 que llevas retenida allí han parado de buscarte, ni han dejado de hacer visible tu situación, de pelear por tu libertad y tu derecho a decidir libremente tu futuro, como lo hicieron cuando estabas aquí. Tú eres grande en valores y en principios, porque ellos te los enseñaron, te aconsejaron, te ayudaron a entenderlos y a respetarlos, sin dejarte perder ni uno solo de tus arraigos, anhelos y de tus propios instintos. Te digan lo que te digan, te cuenten lo que te cuenten, al final sólo vale una cosa: Lo que sólo tú sabes. No lo olvides, Koria, y, cuando puedas decidir al fin, mira en tu interior para saber quién eres y quién quieres ser. Tú misma contigo misma.

Hoy te regalo mis fuerzas, mis mejores palabras de aliento y una de mis manos, que sigue extendida para que te agarres a ella porque la necesites. La otra, la tengo ocupada acompañando a tu familia y a otras muchas en el recorrido por este largo pasillo hasta la luz, que eres tú y que son las demás. Alcanzaremos el final, ojalá, sólo aguanta. Esta espera, también valdrá la pena.

@ Elisa Pavón

https://elisapavon.wordpress.com/2016/04/04/pasillos-a-la-luz/

abril 7, 2016 at 12:30 am Deja un comentario

Celebrando el día 8 de Marzo

DSC_6988

Quiero dar las gracias a la Asociación de Mujeres de Callosa, por su constancia y solidaridad con Koria, ya son 4 años los que escribo en su revista”LA PITERA” y acudo a su presentación, para informar del articulo y de la situación de Koria.

Este año esperamos que sea el último que escribo yo, el siguiente, ojalá lo pueda hacer Koria, como así esperan año tras año estas mujeres y muchísimas personas más.

Fue un momento especial como cada año y las fotos lo reflejan, no tengo palabras para agradecer, el cariño, apoyo y todo lo que me trasmiten en ese día y siempre están a la espera de cualquier noticia.

Además en este día 8 de marzo nos hicimos fotos pidiendo la libertad de Koria, y su derecho a decidir libremente su futuro, apoyada esta iniciativa por la Asociación de Mujeres y por l@s representantes del Ayuntamiento  de Callosa, allí presentes, entre ellos su Alcalde, su primera teniente de alcalde y sus concejalas.

Gracias a todas las personas que año tras año se siguen interesando por Koria y pensando en ella.

Os dejo todas las fotos de ese día y sigo disponible para acudir a esas tertulias  que me planteasteis, será muy enriquecedor para mi y  espero que para vuestra Asociación lo sea también.

Un fuerte abrazo

Bienvenida Campillo Lorca

 

marzo 10, 2016 at 12:59 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Calendario

noviembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

contador de visitas

  • 2,189,479 visitas

Entradas recientes

VISITA MI WEB

Categorías

Archivos