SU NOVIO/A ESE SER EXTRAÑO

SU NOVIO O SU NOVIA ESE SER EXTRAÑO

Empieza una nueva etapa

Tu hijo (o hija) viene a casa con la sonrisa en la cara, brillo en los ojos, por fin lo ha conseguido, hay alguien por ahí que no tenía por qué quererle “y sin embargo…” alguien que la desea, que la dice que es muy bonita. Sí,, en el calendario de su vida este es un día para tirar fuegos artificiales.

En cambio los padres… ¡cómo somos! Que si estudia, que si trabaja, que si hace algo en la vida, que si le ha hecho ya algo a ella, que cuántos años tiene, que cómo es, que con quien se va… ¿fuma? ¿y bebe?

Este es uno de esos temas que nos ponen a padres e hijos en orillas bien distintas, como si cada uno viniera de un planeta distinto y nunca se hubiera cruzado con el otro. Porque nosotros, los padres, nunca hemos perdido la cabeza por otra persona, ni nos hemos juntado con la gente equivocada…¿o si?

Como te quiero, te agobio (un juego para padres e hijos)

Hay amores que protegen y hay formas de proteger que acaban aislando y retrasando el crecimiento.

Nuestros hijos están aprendiendo a madurar, y una de las etapas de esta escalera que les hará personas adultas, les lleva obligatoriamente a experimentar con el otro sexo, con el cariño, con el deseo, con los novietes. En principio, hay que hacer un esfuerzo por sonreír y decirnos que ante nosotros tenemos una muestra más de que nuestro pequeño/a se está haciendo grande [ya sé, es un esfuerzo muy grande].

Hay un tópico que dice que para nosotros él nunca estará preparado para estas cosas, que sigue siendo demasiado pequeño, que no hay prisa… es un tópico equivocadísimo, por supuesto, pero no nos vendría mal preguntarnos, honestamente, cuál sería para nosotros la edad ideal para dar estos pasos.

Desde los tres años podemos observar cómo a los niños les gusta jugar a “mamás y papás”, y celebrar felices casamientos en el parque o en la guarde. Ahí lo único que hacen es jugar a imitarnos y no hay mayor peligro.

Pero la cosa empieza a torcerse cuando, a partir de los 12 años, empiezan a llenarse la cabeza de ídolos y a crearse fantasías… Esta etapa también es normal, el problema es que por distintos motivos, esto de tener novios o pretendientes se está volviendo una vara de medir y medirse como persona. Chicos y chicas sueñan con ser estrellas, con que les deseen, y si no empiezan a tener admiradores “pero ya”, se sienten vacíos, les entran urgencias y empiezan a obsesionarse con “las artes de la seducción” (qué ropa me hace más deseable, qué gestos son los adecuados, cómo debo mirar, seré más interesante si me hago el duro…) Esto hay que atajarlo en su momento, para que no vaya quemando etapas demasiado pronto.

El verdadero problema lo tenemos en esa etapa que puede ir desde los 12 o 14 años (cuando el deseo de emparejarse va más allá de lo platónico) hasta los 18 o 20 años, edad a la que ya les podemos suponer cierta madurez [aunque tratándose de hijos…]

El novio, ese gran desconocido (por ahora)

Nuestra preocupación por la persona con la que se “apega” es natural, tanto como sus ganas de echarse novio/a. Cómo responder a esta situación es una pregunta que no tiene una única respuesta válida: cada familia es un mundo… Los padres llevamos en la cabeza una idea de cómo deben ser las cosas en nuestra casa, y es en estas circunstancias en las que sacamos esa idea y la ponemos sobre la mesa.

En función de cómo reaccionemos vamos a transmitir unos valores u otros. ¿Qué queremos? ¿Qué evalúe a las personas por cómo visten o por lo que otros (nosotros) dicen de él? ¿Qué lleve estas cosas de la vida al margen nuestra, sin enseñárnoslo porque nos incomoda? ¿Que si no nos gusta las cosas que hace mejor no le decimos nada “porque él ya es grande y puede que nosotros nos equivoquemos”?

Por eso, más allá de que de que nos guste o nos repatee esta situación, más allá de que a veces nos gustaría esconder la cabeza en el agujero y convencernos de que aquí no pasa nada, hay que coger el toro por los cuernos y plantearnos qué valores queremos transmitir a nuestro hijo.

No hay una única forma de hacer las cosas, pero os recomendamos:

· ser firmes y exigentes a la hora de contarle vuestras preocupaciones, de hacerle entender que necesitáis saber con quién se junta para estar más tranquilos, no por fastidio, si no porque cuando quieres a una persona, necesitas saber que las cosas le van bien, como él o ella van a comprobar ahora que tienen pareja.

· ser firmes y exigentes, pero también dialogantes. No olvides que tu hijo está viviendo una experiencia maravillosa. Es normal que estés alerta, pero procura alegrarte de sus alegrías.

· Lo de traerle a comer puede ser fastidioso para los amantes de las rutinas familiares y el sacrosanto reposo del fin de semana, pero creemos que saber con qué tipo de persona anda vuestros hijo/a y no equivocarnos en nuestras impresiones bien merece ese sacrificio.

· Si ves que tu hijo/a no está muy convencido en querer que os conozcáis, incentívale. Hazle entender que si tu ves que puedes confiar en que la persona con la que sale es una buena influencia, podrás ser menos estricto en horarios, y quizás, ¿quién sabe? En un futuro hasta puede que se venga de vacaciones, o los fines de semana, o a alguna comida con la familia.

· Conviene no tener un modelo muy definido de cómo debe ser “un buen novio/a”. No te fijes en como viste, ni en su forma de hablar o si estudia o no… en lo que sí debes estar atento es en cómo le habla a tu hijo/a, y cómo se dirige a ti (si ves que muestra respeto o no), qué cosas le importan en esta vida… Puedes sacar algún tema ligeramente polémico, por ejemplo, si estáis intentado convencer a tu hijo/a de que estudie más, tocar un poco el tema en su presencia, a ver cómo reacciona, si os apoya. Como ves, es urgente que le invites a comer, o a pasar un fin de semana con vosotros. Cuanto más veas a esa persona en distintos momentos, mejor acabarás conociéndole.

· El diálogo y la información tienen que ir por delante. Interésate por lo que hacen, por dónde van, qué hacen cuando salen, incluso, si la edad y la confianza lo permiten, no está de más tener charlas sobre sexo. Tan importante es que tu hijo esté bien informado de todos los riesgos y preocupaciones, como que lo esté su pareja. Si te parece violento tratar este tema directamente con su pareja, por lo menos trata de no perder este hilo con tu hijo.

Cuando no nos gusta

Cuando no nos gusta su novi@ nos enfrentamos a un serio dilema que puede acabar sobre las espaldas de nuestro hij@. ¿Se lo digo? ¿Mejor no me meto?

Estamos en un terreno tremendamente sensible: nuestro hijo está empezando a construir cosas importantes con sus sentimientos, él solo, sin que nadie se lo diga. Atreverse a mostrar sus intenciones a otra persona y tratar de llevarse bien con ella, supone un gran salto de madurez, quizás el primero que da completamente solo, sin que le ayudemos en nada.

Por eso muchos padres, aunque vean que la persona que su hijo/a ha elegido como pareja no le aporta mucho, prefieren callarse, no decir nada, y esperar a que sea el propio hijo el que se de cuenta de la situación. Esta manera de actuar demuestra un enorme respeto por las decisiones de nuestro hijo y facilita el que ambos nos llevemos bien, pero le priva de la ayuda que le puede dar un consejo dado por alguien que tiene más experiencia. No hay un camino correcto: como hemos dicho, deberás valorar tu qué tipo de relaciones quieres que se den en tu casa con los tuyos.

De todas formas, y antes de trasladar a nuestro hijo nuestras dudas, tenemos que asegurarnos de que nuestro juicio es correcto, porque si nos equivocamos nuestro hijo se tomará con más reservas nuestras opiniones. Ya hemos dicho que convenía no criticar a su pareja por su aspecto exterior o la forma de hablar, y sí que debíamos mirar con lupa el tipo de persona que es por dentro.

Pero si, pese a todo, estamos convencidos de que su novio es “muy mejorable” y queremos hacer algo al respecto, hay que tener claro que la mejor forma no es dando un portazo y prohibiendo visitas.

Tanto tu hijo/a, como su pareja, están todavía en proceso de formación y quizás cometan errores que aún nadie les ha explicado que lo son. Es muy bueno darles una oportunidad para corregir los errores, y mejor aún, explicárselos.

“Mi madre y mi padre empezaron a explicarme que estaban muy molestos con el novio de mi hermana”, cuenta Daniel, el hermano mayor de Marina, una adolescente de 16 años. “Le habían visto hacer manitas en la parte de atrás del coche y cosas así… Yo cogí y en una cena le dije a mi hermana que me alegraba mucho de que tuviera pareja, que seguramente era además una persona con muchas virtudes, pero que nosotros en casa no se las estábamos viendo, que lo que estábamos viendo era que había hecho esto y lo otro, y que eso era una falta de respeto, que si hacía cosas así delante nuestra, que le vemos poco, pues nos hacemos una idea muy preocupante de lo que puede hacer cuando no le vemos… se calló porque no le gustaba lo que oía, pero no respondió. Al día siguiente me dijo que tenía razón, pidió perdón a la familia y habló con su chico, le dijo que las cosas no podían seguir así…”.

El ejemplo de Daniel, aunque sea el de un hermano mayor, es muy válido. Hay que explicarle con cariño pero con firmeza las cosas que no nos parecen bien, razonárselas mucho, pues aunque digan que el amor es ciego, no siempre es completamente tonto. Se trata de nuestro hijo, y con él, siempre hemos tenido también nosotros gran influencia. Si le enseñas a tu hijo, sin enfados, por qué ciertos comportamientos no son buenos, le estarás ayudando a madurar y él (o ella) misma tratará de cambiar las cosas.

Así aprenden: dándose cuenta de los errores. Lo relatado es solo una forma de conseguirlo, pero, como os dijimos, aquí cada uno tendrá una idea de cómo se pueden hacer mejor las cosas.

12 comentarios Add your own

  • 1. conquistar a una mujer  |  mayo 30, 2010 a las 12:17 am

    conquistar a una mujer…

    Este blog tiene excelentes consejos sobre como conquistar mujeres…

  • 2. CINDY  |  octubre 14, 2010 a las 5:33 pm

    ASI ES EL AMOR DE MI VIDA

  • 3. UGG boots sale  |  noviembre 17, 2011 a las 3:46 am

    This page generally seems to obtain a good ammount of site visitors. How can you advertise it? It offers a nice individual perspective about things. I guess having something genuine or perhaps considerable to talk about is the central factor.
    traducido
    Esta página en general, parece obtener una buena cantidad de visitantes del sitio. ¿Cómo se puede anunciar? Ofrece una perspectiva individual bueno de las cosas. Supongo que tener algo genuino o quizás considerable a hablar es el factor central.

  • 4. Patricia Liseth Lozano Briceño  |  octubre 31, 2012 a las 9:58 pm

    Amor

  • 5. Patricia Liseth Lozano Briceño  |  octubre 31, 2012 a las 9:59 pm

    Esta pagina es genial completa me gusta mucho

  • 6. Patricia Liseth Lozano Briceño  |  octubre 31, 2012 a las 10:04 pm

    Pero no tanto es bueno

  • 7. Patricia Liseth Lozano Briceño  |  octubre 31, 2012 a las 10:06 pm

    Pero yo no lo escrito asi si no que lo escrito mariela y tambien geidi

  • 8. Patricia Liseth Lozano Briceño  |  octubre 31, 2012 a las 10:08 pm

    conquistar mujeres no solo si no que te permite amar a la personas peo como un amigo porque eso si es bueno para una persona

  • 9. Alicia Pastor  |  abril 11, 2013 a las 8:32 pm

    Muchas gracias, es justo lo que buscaba. Un beso!

  • 10. victor padron  |  marzo 8, 2014 a las 11:51 am

    Me gustó mucho toda la explicación, me ha sido de mucha ayuda.

  • 11. bienvepaz  |  marzo 9, 2014 a las 8:49 pm

    Me alegro Victor, que te haya servido de ayuda y que te gustará.Un saludo

  • 12. graciela salemme  |  febrero 24, 2015 a las 1:54 pm

    No siempre es tan fácil, hacerse amiga de la novia de tu hijo, cuando ves cosas de manipulación, de afuera siempre es fácil hablar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


A %d blogueros les gusta esto: